Sociedad

Foto Helena Robles.

Foto Helena Robles.

¿Cómo vestirse en invierno?

19:03 21/07/2011 Hay consejos que pueden ayudar para sentirnos cómodos y sin frío a la hora de realizar distintos tipos de actividades. Vestirse "por capas" es una opción. Conoce las recomendaciones para elegir una campera de abrigo y la indumentaria ideal para salir a correr con bajas temperaturas.

Se vino el frío. Y tanto para estar cómodos durante la jornada urbana como para practicar deportes al aire libre, y no perder confort en ninguno de los casos, hay algunas pautas respecto de cómo vestirse.

El concepto subyacente es que no sintamos demasiado frío ni demasiado calor, demasiado secos ni demasiado húmedos. Y como las razones del confort son muy subjetivas, estar bien equipado a la hora de salir al aire libre, implica:

Vestirse por capas: cada capa tiene su propia significación, y pueden combinarse en forma diferente de acuerdo a las condiciones climáticas y a la intensidad de la actividad física que se esté practicando, para controlar la transferencia de calor y prevenir el disconfort.

Las capas básicas son 3.

1. Capa interior: es la más cercana a la piel. Su función es mantener la humedad alejada de la piel. Las prendas deben ser respirables y no absorbentes, preferente de algun material sintético como poliéster o polipropileno. Es fundamental no usar algodón en la capa cercana a la piel. ¿Por qué? Porque el algodón, al ser una fibra natural, absorbe completamente la humedad del cuerpo y demora mucho en secarse. Entonces, por ejemplo, ¨entramos al subte con una temperatura, abajo hace mucho calor y transpiramos. Salimos del subte y tenemos la remera mojada, entonces sentimos frío, por más que estemos muy abrigados¨, señala Sebastián Painceira, responsable de Marketing de W.L.Gore & Associates, creadores de la membrana GORE-TEX®. Las telas sintéticas, en cambio, dejan pasar la humedad corporal, y además secan rápido.

2. Capa media: El nivel del Aislamiento: Su función es atrapar el aire frío que viene del exterior y no permitir que llegue a la piel. Lo mismo que en el caso anterior, se recomiendan prendas de fibras sintéticas porque mantienen sus propiedades aún cuando están húmedas. Son más livianas y permiten más libertad de movimiento. Además, debe ser corta-viento, ya que la acción del viento es uno de los principales factores que contribuyen al descenso de la temperatura corporal. Una opción es la membrana WINDSTOPPER®, completamente cortaviento y altamente respirable, lo cual evita el disconfort que produce la humedad de la propia transpiración cuando no puede ¨escapar¨ al exterior.

Cuando buscamos prendas muy abrigadas, la capa aislante puede tener rellenos de 2 tipos: naturales (pluma) o sintéticos (del tipo Primaloft® o Thinsulate®). Las camperas de plumas están categorizadas de acuerdo a su calidad (ver aparte).

3. Capa exterior: Protección al clima: este es el ¨caparazón¨. Se conoce comúnmente como ¨outerwear¨. Cubre y protege las demás capas. Debe ser impermeable para proteger de la lluvia, respirable para dejar escapar la humedad del cuerpo, y cortaviento. Aquí también hay pautas para diferenciar una prenda impermeable de una que no lo es (Ver aparte).

La idea rectora de todo este sistema es que el cuerpo no pierda calor, ni x la acción de la humedad que él mismo genera, ni por la entrada de humedad exterior. Mantenerse seco es sinónimo de estar cómodo.

En esta capa, aparece la mundialmente reconocida membrana GORE-TEX®, cuyas propiedades son 100% impermeabilidad, respirabilidad y corta viento.

Como elegir una campera para el clima frío

- En primer lugar, es recomendable buscar prendas versátiles que no tengan un sólo uso final. Dado que una prenda de calidad en general tiene un precio alto, es bueno que tanto su diseño como sus características no estén condicionados por una circunstancia de uso que no será habitual (por ej, no comprar una campera con colores estridentes o pollera de nieve si vamos a ir a esquiar excepcionalmente, porque en montaña funcionará de maravillas pero será inviable su uso urbano).

- La prenda debe ser liviana y fácil de empacar, comprimible, que no ocupe mucho lugar en el equipaje. Hoy hay tecnologías que permiten esta capacidad sin resignar prestaciones.

- Preferentemente debe ser impermeable. No es lo mismo una prenda impermeable que una resistente al agua, ni que una repelente al agua. La repelencia al agua es un tratamiento exterior de la tela que hace que el agua ¨resbale¨ por la superficie de la misma, que se pierde con sucesivos lavados. La resistencia al agua impide la entrada de agua, pero la propiedad no se mantiene con el paso del tiempo, y además no es total (por ejemplo la prenda no tiene costuras selladas o cierres impermeables, y entonces el agua pasa x ahí).

- La impermeabilidad se mide en columnas de agua. Si la prenda es impermeable (como es el caso de las prendas que incorporan membrana GORE-TEX® en su construcción) esta propiedad debe figurar en la etiqueta. Las prendas impermeables soportan entre 5.000 y 40.000 columnas de agua. Cuantas más soporte, mejor performance tiene la prenda.

- Todas las camperas impermeables tienen sus costuras selladas. Hoy, la mayoría cuenta con cierres impermeables.

- También es posible evaluar la calidad del relleno de pluma. Ésta se mide considerando la cantidad de pulgadas cúbicas que 1 onza de pluma ocupa. A mayor espacio ocupado, mayor calidad de la pluma. Además, se considera una relación también entre la calidez que brinda la pluma y el peso que ésta tiene. A menor peso, mayor calidad. Por eso, por ejemplo en el caso de The North Face, las camperas con relleno de pluma tienen bordado en su manga el ratio del relleno (550, 600, 700, 800 o 900 la de mayor calidad disponible comercialmente).

Y para salir a correr…

Hay marcas de indumentaria deportiva que cuentan con prendas diseñadas especialmente para que el deportista se sienta cómodo cuando los factores que se combinan son deportes de alta exigencia aeróbica, y clima frío.

La marca Under Armour x ej (líder en el mercado de ropa deportiva para atletas de alto rendimiento), cuenta con una tecnología llamada Cold Gear Compression: es un tejido ideal para usar cuando el termómetro marca menos de 13ºC: su ajuste comprimido a la piel disminuye la fatiga muscular a la vez que permite máxima libertad de movimiento y un aumento del rendimiento del atleta. Además regula la temperatura del cuerpo, mientras que permite la evaporación de la humedad de la piel y la circulación del calor corporal.

Fuente: Gore-Tex® Fabrics

Mostrar todos los comentarios

Servicios