La Región

El voto en blanco se reflejó más en la categoría de Diputados dentro de la provincia, alcanzando un 4,6%.

El voto en blanco se reflejó más en la categoría de Diputados dentro de la provincia, alcanzando un 4,6%.

paso 2013

El voto legislativo aleja a Río Negro del bipartidismo

00:19 13/08/2013 El Frente Progresista logró 60.000 votos. Esa fue la ventaja del FpV sobre la UCR.

El bipartidismo tradicional en Río Negro para las elecciones a gobernador quedó de lado en las PASO del domingo.

Casi 60.000 votos distanciaron al Frente para la Victoria del radicalismo el fin de semana. Esa brecha –que equivale a un 72 % más– corresponde a la categoría de Diputados, en la que el oficialismo provincial logró 143.153 votos.

La diferencia de votos entre las dos fuerzas principales hay que buscarla en el Frente Progresista, que consiguió 56.247 votos para la cámara baja.

La tendencia es la misma que se registró en el 2009, cuando Magdalena Odarda estuvo a 1.000 votos de ser diputada, con el 21 por ciento de los votos.

El escrutinio provisorio de las PASO 2013, que se cerró con el 99,36% de las mesas, arrojó otros datos, por ejemplo que el FpV rionegrino obtuvo 934 sufragios más para Diputados que en el tramo de Senadores.

Esta disparidad conformó el corte de boletas a nivel provincial dentro del oficialismo, con sus particularidades regionales.

De todas maneras, la incisión fue superior en las otras fuerzas que participaron de las PASO. El nivel de votos en blanco fue alto, oscilando un 3,5 por ciento en Senadores (11.793) y llegando al 4,6 por ciento en Diputados (15.626).

Por caso, el Frente Progresista tuvo diferencias de casi un 8 por ciento, perdiendo 4.628 boletas en Diputados con respecto a las volcadas para sus precandidatos al Senado.

En igual dirección, la UCR cayó en 2.767 papeletas –un 3%– en el pasaje de la Cámara Alta a la Baja.

En sentido contrario, los otros partidos menores evidenciaron reducciones en la categoría de senadores: unos 844 votos en el Partido Obrero y 140 adhesiones en el PPR.

Un dato del PO: duplicó, con más de 20.000 votos, su caudal de la compulsa parlamentaria del 2009.

En esa última elección de "medio tiempo", la UCR logró un 27,5% frente al 25% del domingo. En aquella oportunidad, el radicalismo impuso a Hugo Castañón mientras que el FpV ubicó a Oscar Albrieu, logrando un 31,4% cuando ahora obtuvo algo más del 42%. Ambos diputados cumplen sus mandatos en diciembre.

En el 2011, Río Negro también eligió diputados, votándose durante el proceso por la gobernación, originando una derrota abrumadora del oficialismo (UCR) que permitió al FpV lograr las tres bancas en juego, con Silvia García Larraburu, Jorge Cejas y Herman Avoscan.

También, en el 2009 el ARI logró casi un 24%. Aquel excepcional guarismo minimiza lo obtenido el domingo, con casi el 18%. En esa ocasión, esa fuerza –hoy Frente Progresista– venció en Bariloche, dejando atrás al radicalismo y el justicialismo. Ahora, en ese departamento fue segundo, detrás del FpV. Incluso, el corte interno del Frente Progresista en Bariloche modificó su posición en Diputados porque fue tercero al perder más 1.000 votos en referencia a su tramo al Senado.

Por su parte, el frente kirchnerista afrontó el mayor diferencia interna en el departamento General Roca, ya que Diputados consiguió 76.435 votos y en Senado llegó a 74.980 votos, es decir, una diferencia de 1.455 respaldos. En contrapartida, en Viedma y la zona atlántica, el tramo de la Cámara Alta superó en 674 a su par de Diputados. Ambas regiones concluyen –esencialmente– con el corte provincial de las 934 adhesiones

Mostrar todos los comentarios

Servicios