Argentina

Cacho Ferrari, aún no cumple la condena a prisión.

Cacho Ferrari, aún no cumple la condena a prisión.

Los Cirigliano le compran a "Cacho" Ferrari

01:02 26/02/2013 Se quedaron con las acciones de dos casinos y un bingo

Lejos de amedrentarse por estar comprometidos ante la Justicia por la tragedia de Once, los hermanos Claudio y Mario Cirigliano, dueños de Trenes de Buenos Aires (TBA), siguen apostando a nuevos negocios, pese a que su situación puede quedar comprometida si se comprueba la acusación de que se quedaron con gran parte de los subsidios del Estado y pagaron coimas para ocultar el pésimo funcionamiento del servicio.

El sitio on line del diario Perfil informó ayer que los hermanos compraron al empresario del juego "Cacho" Ferrari un importante paquete accionario de dos casinos (uno en Formosa y otro en Paraná) y un bingo en Zárate, Buenos Aires, para lo cual desembolsaron unos 170 millones de dólares.

La paradoja es que esta operación tiene para sus actores al fantasma de la cárcel como telón de fondo. Ferrari ya recibió una condena a 4 años de prisión efectiva -en primera instancia y confirmada por la Cámara- por el pago de 1.300.000 de pesos en sobornos al titular de la lotería provincial, Miguel Irigoyen, para quedarse con la concesión de los casinos en Río Negro, pero todavía no cumple la pena. Apunta a revertir la situación en la Corte Suprema, que lleva dos años sin definirse.

Para la compra de los casinos en Formosa, Paraná y Zárate, los Cirigliano se asociaron con el banquero del Macro Jorge Brito, refiere el sitio.

La operación. Siempre de acuerdo a la información de Perfil.com, que dice desprenderse de informes comerciales, "el Banco Macro le otorgó en octubre de 2012 un préstamo de 46,796,700 pesos a Neogame S.A. -la empresa que controla los casinos de Formosa y Paraná- y otro de 8,884,300 pesos a la firma Newtronic S.A, que fabrica software y máquinas tragamonedas en todo el país. Estas dos compañías y Star Game S.A. (Bingo Zárate) conforman el Tango Game Group".

Ferrari no sólo era el zar de los casinos rionegrinos, sino que por manejar los bingos de Zárate y de Tres Arroyos se lo sindicaba como el operador del poderoso empresario K Cristóbal López en territorio bonaerense. Tras la condena por corrupción, Ferrari comenzó a desprenderse de sus negocios.

Blogs

Ver todos

Servicios