Sociedad

Matarán gaviotas para proteger a la ballena austral en la Patagonia

10:50 27/08/2012

DPA

Tiradores disparán contra ejemplares de la gaviota cocinera para evitar que continúen haciendo daño a la ballena franca austral en las costas atlánticas de Argentina, según un plan oficial que desató una polémica con ambientalistas.

Estas gaviotas picotean el lomo de las ballenas que se acercan a las costas de la provincia de Chubut y les generan lastimaduras e infecciones.

Estos ataques hicieron que los cetáceos modifiquen su movimiento de respiración y además debilitan a los ballenatos.

Ante el avance de estas aves, el gobierno de la provincia de Chubut, unos 1.500 kilómetros al sur de Buenos Aires, aprobó un plan para eliminar esta especie de gaviota carroñera que amenaza uno de sus principales atractivos turísticos, que cada año atrae a unas 100.000 personas a la zona de Península Valdés.

La secretaria de Turismo de Chubut, Alicia Tagliorette, confirmó que "el plan para combatir a las gaviotas ya está escrito y aprobado", informa hoy el diario "Clarín" en Buenos Aires. Comenzará como una "experiencia piloto".

Los tiradores serán policías, posiblemente efectivos del Grupo Especial de Operaciones Policiales (GEOP), que se apostarían en lanchas fuera de la zona de avistaje de ballenas, informa hoy el diario "Clarín" de Buenos Aires. Utilizarían rifles de aire comprimido o con balas de goma.

El biólogo investigador del Centro Nacional Patagónico (Cenpat) Marcelo Bertolotti advirtió que el daño que este tipo de gaviotas produce a las ballenas "es tan importante que los cetáceos hasta cambiaron su forma de respirar".

"Hasta unos años, la ballena hacía un movimiento oblicuo, salía a 45º del agua. Asomaba la cabeza, después el lomo y por último la cola. Y así respiraba. Los ataques de las gaviotas hicieron que sólo asomen la cabeza", señaló.

La frecuencia de ataque es amplia, ya que afecta el 25 por ciento del tiempo que la ballena asoma a la superficie, por lo cual los cetáceos salen menos y los turistas no pueden observarlos en plenitud como antes.

"Las ballenas siguen siendo vistas como un recurso económico en vez de verlas como parte del sistema ecológico", cuestionó Milko Schvartzman, coordinador de la campaña de Océanos para América Latina de Greenpeace.

"Lo que propone el gobierno de Chubut es una medida paliativa que no termina con el problema de fondo: los basurales a cielo abierto, los residuos que terminan en el agua y los deshechos que descartan los buques pesqueros. Eso también atrae a las gaviotas", alertó en declaraciones al matutino. "Es cierto que las gaviotas son un serio problema para las ballenas francas, pero dispararles no termina con la superpoblación", consideró.

La Fundación Patagonia Natural coincide en que "la solución de fondo pasa por la erradicación de basurales a cielo abierto y el manejo adecuado de los descartes pesqueros".

Mostrar todos los comentarios

Blogs

Ver todos

Servicios