Carta de Lectores

"¿Será importante la escritura para nuestras vidas?"

Marta del Carmen Melillan, DNI 22.474.144 Susana Elena Pichihuinca, DNI 26.537.015 Delia Catalán, DNI 21.380.524 María Susana Catalán, DNI 29.399.909 Inés Flores, DNI 22.017.890 Graciela Quidulef, DNI 25.137.183 María Angélica Quidulef, DNI 31.234.738 Estudiantes del Centro Educativo para Adultos Lonco Luan

La escritura está en nuestras manos, sólo tenemos que dedicarle tiempo y encontrar la llave que abra esa enorme "puerta" a la imaginación. Pero hay una condición para poder liberarla y es la voluntad de querer superarse día a día. Quizás no lleguemos a ser grandes escritores pero sí grandes pensadores de la vida.

No quisiéramos escribir por venganza como le pasó al italiano Ferdinando Camón que, en "Escribo por venganza", dice: "Todavía recuerdo dentro, esa venganza como justa, santa, gloriosa. Mi madre sabía escribir sólo su nombre y apellido, mi padre un poco más". Que no nos pase lo mismo a nosotros, porque sería muy triste ver a toda una sociedad escribir por venganza.

Recuerdo que de niña era muy difícil llegar a la escuela, porque teníamos que hacer muchos kilómetros caminando y a veces a caballo. Al pasar los años uno valora más el poder aprender a leer y escribir, quizás porque antes costaba más, "eran otros tiempos".

Pensar que hay gente que se aprovecha de aquellas personas que no saben leer ni escribir... Quisiera decirles a esas personas que los ayuden, porque no cuesta nada detener un momento el tiempo para ayudar a otros que lo necesitan.

También es importante que cada uno de nosotros pueda dar un sentido a nuestras vidas y encontrar la energía para escapar de los "callejones" sin salida. Siento que se me juntan todas las letras y se me hace difícil comprenderlas, por ahí me desespera esa situación y pienso que nunca voy a poder leer y escribir. Quiero y tengo muchos deseos de seguir aprendiendo.

Hoy me encuentro estudiando a los 42 años; mi padre tiene 73 años y también está estudiando. Para mí es un orgullo saber que a cualquier edad uno puede seguir aprendiendo nuevas cosas. Como dice mi maestra, el conocimiento nunca se acaba y siempre hay algo nuevo por aprender.

Somos estudiantes del CEC, centro educativo para adultos, y nuestra profesora es Mónica Patricia Henoch.

Marta del Carmen Melillan, DNI 22.474.144; Susana Elena Pichihuinca, DNI 26.537.015; Delia Catalán, DNI 21.380.524; María Susana Catalán, DNI 29.399.909; Inés Flores, DNI 22.017.890; Graciela Quidulef, DNI 25.137.183; María Angélica Quidulef, DNI 31.234.738

Lonco Luan

Mostrar todos los comentarios
"¿Por qué vacunarme, por qué ir a votar?"

Rubén Omar Butigué Ministro de Salud de la provincia del Neuquén

Quería aprovechar la oportunidad para compartir unas palabras que me hicieron reflexionar sobre las vacunas y las elecciones. Ustedes podrán pensar: ¿dónde está la relación de ambos temas? Bueno, me gustaría recordarles que el 30 de noviembre termina la campaña nacional de vacunación contra la rubéola, el sarampión y la polio, y justamente ese día los neuquinos tenemos la oportunidad de votar en una elección que va a marcar el futuro de nuestra provincia.

Por qué vacunarme y por qué ir a votar son preguntas que me hice. También me pregunté por qué la vacuna es obligatoria y gratuita, porque es extraño que algo sea gratuito y obligatorio. Generalmente los derechos no son obligatorios, uno accede al derecho.

En el caso de la vacuna, te protege y me protege, es decir que nos protege y, si no me enfermo, no contagio al que está al lado, entonces es un acto de protección y solidaridad, porque me cuido y te cuido.

El voto en democracia es lo mismo, porque si tengo trabajo y estoy seguro y voto un modelo que sea inclusivo, me protege y te protege. Con vacuna no hay gripe, hay salud. Con el voto en democracia hay inclusión y paz social.

Este paralelismo se me ocurre porque nosotros vacunamos 150.000 personas por año y en las próximas elecciones estimo que va a ser una cifra aproximada de votantes. Hay muchas coincidencias y cuestiones en común.

En definitiva, la democracia se hace sólida y fuerte con un acto solidario como es el voto. Votar es una oportunidad y es obligatorio, porque lo hacés por vos y por los demás, y es un bien común como la vacunación.

La salud se hace fuerte con la vacuna y la democracia con el voto, por eso es necesario que nos vacunemos y votemos.

La vacuna prende cuando está aplicada y el voto cuenta cuando se introduce en la urna.

Rubén Omar Butigué

Ministro de Salud de la provincia del Neuquén

Mostrar todos los comentarios
"Mamá está en su nuevo hogar"

Claudia Alejandra Yáñez DNI 18.042.157 Neuquén

Agradezco sobremanera la publicación de mi nota "Me siento defraudada", que fue leída por algún funcionario interesado en la justicia, si ésta continúa siendo darle a cada uno lo que corresponde.

Lo cierto es que al mediodía del 17 de noviembre comenzaron a llamarme de Mar del Plata, de Necochea y localmente para informarme que el trámite de traslado de mi mamá a Neuquén desde un Geriátrico de Necochea se había resuelto favorablemente.

Salí de Neuquén en colectivo hacia esa localidad a las 19 del mismo día. Arribé a las 9:30 del sábado y a las 12 mi ser querido estaba en la ambulancia que la depositó en mi hogar el domingo a la 1:30 de la mañana.

Mamá almorzó rodeada de sus seres más queridos, descansó en casa y el martes 18 ingresó a su nuevo hogar neuquino.

La fe continúa moviendo montañas, y la tinta y el papel las acomodan.

Un abrazo y eternas gracias a todos.

Claudia Alejandra Yáñez

DNI 18.042.157

Neuquén

Mostrar todos los comentarios
"Hace más de un mes que me tienen a las vueltas con ese teléfono"

Adriana Lamela, DNI 14.346.661 - Neuquén

Estuve hablando con un empleado de Claro Argentina, primero por chat y luego por teléfono. Le explique con pelos y señales el calvario que estoy viviendo desde que compré mi último teléfono, un Motorola G el 25 de septiembre último. Por supuesto borraron todo lo que escribí en la página de Facebook, pero lo transcribo aproximadamente:

Motorola G adquirido en el local del Paseo de la Patagonia –Jumbo– de la ciudad de Neuquén el 25/9/2014, mismo día y momento en que adquirí otro para mi hija, exactamente igual y que no ha tenido ningún inconveniente. En cambio, el que yo utilizo, desde una semana posterior a su compra en adelante, ha tenido inconvenientes relacionados con la tarjeta SIM, o la lee… o lo hace intermitentemente y en el medio me deja totalmente incomunicada.

Lo llevé por primera vez y con mucha amabilidad me cambiaron el chip y me dijeron que, si seguía con el problema, lo llevara de nuevo para verlo porque seguramente era un problema del equipo. A unos días de eso comenzó otra vez con problemas y por supuesto, como yo también trabajo, lo llevó mi hija que es mayor de edad y le dijeron acá, en la central de Neuquén, que tenía que ir yo –o sea, la titular de la línea–. Eso me hizo perder tres días más y, cuando volví a llevarlo, era el mismo día en que debía viajar a Buenos Aires. Lo llevé y me dijeron que tenía que ingresarlo en servicio técnico y, entonces, volver a buscarlo al lunes siguiente (era viernes).

Obviamente solicité que me entregarán entretanto uno para poder llevarme, ya que además debía viajar, y pretendieron entregarme un teléfono que sólo recibía llamadas y mensajes de texto cuando yo sé muy bien, y además averigüé al 611, máxime estando en garantía, que tienen obligación de entregarme uno de iguales o similares características al que dejo. Ya totalmente fuera de mí, escribí una queja en el libro correspondiente de dos carillas antes de retirarme. Hasta el día de hoy no recibí ningún llamado para preguntarme al menos si seguía con problemas... y sí, continúo con problemas.

El teléfono durante mi estadía en Buenos Aires funcionó de manera intermitente por dos o tres días y, cuando logré llevarlo a la sucursal de Caballito que tenía más cerca, me dijeron que sí, que seguramente era el equipo pero que tenía que dejarlo en reparación por un día, cosa que por supuesto no podía hacer porque al otro día me volvía a Neuquén; pero sí me confirmaron que definitivamente me debían entregar uno similar o igual mientras estuviera el mío en reparación. Por eso les escribo, porque pienso llevar el teléfono en horas de la tarde, cuando salga de trabajar, al centro de atención de Neuquén nuevamente, pero que quede debidamente registrado y si es posible me llame un representante, porque ya hice mi descargo en Defensa del Consumidor y tengo que volver una vez que lleve mi teléfono a Claro...

Por supuesto, me llamó quien me estaba leyendo y me dio todo tipo de disculpas confirmando mis razones.

Lamentablemente, regresé del centro de atención de Claro acá en Neuquén, luego de ser atendida en una guardia por lo descompuesta que salí de ese lugar, dos horas después de entrar y luego de ser maltratada por la supervisora y la empleada y de que llamaran a la Policía por no querer retirarme del lugar cuando me dijeron que el problema del teléfono era a causa mía y que la garantía no me lo cubriría... rotura de no se qué del lugar donde va el chip, según el técnico.

Hace más de un mes que me tienen dando vueltas con ese teléfono; hubo un cambio de chip en el medio porque, cuando lo lleve por primera vez, la empleada comprobó que no funcionaba, lo cual quedó registrado como reclamo y tengo el número. Luego de eso vino todo lo que conté más arriba y la última vez que estuve, antes de viajar a Buenos Aires, la empleada, que es la misma que me atendió, lo llevó hasta el sector del técnico y el teléfono volvió reseteado, sin mi autorización, lo cual quiere decir que en esa oportunidad el técnico lo tocó también... O sea que no sólo pasó por mis manos, sino también por las de los de Claro Neuquén y de todo tengo los reclamos. ¿Cómo pueden acusarme entonces de ser yo quien rompió el celular? Conclusión, tuve que dejarlo para que lo ingresaran al servicio técnico, porque obviamente lo necesito y porque hice un pago en cuotas por la suma de $ 3.700 que recién estoy pagando, amenazada, porque considero que fue amenaza y no advertencia, de que debería pagar el arreglo una vez revisado.

Adriana Lamela, DNI 14.346.661 - Neuquén

N de la R. Este diario se reserva los nombres de las personas mencionadas en la carta, los que están a disposición de las autoridades que los requieran.

Mostrar todos los comentarios
"Jubilados autoconvocados excluidos"

Clara Zeballos, DNI 5.301.073 Carlos Domínguez, DNI 7.570.946 Basilia Hernández, DNI 3.226.842 Siguen siete firmas Roca

Lamentablemente ya llevamos casi un año del conflicto del PAMI que dejó de ser nuestra UGL para ser la agencia Nº 1.

A consecuencia de esta situación nos fuimos organizando y nos conformamos en jubilados autoconvocados que fuimos realizando abrazos simbólicos y reclamando los derechos que nos fueron cercenados.

Ante las circunstancias que hoy vivimos por falta de resolución de los reintegros suspendidos desde hace, en algunos casos, más de un año, cortándose en el mes de julio del corriente año definitivamente, sufrimos la falta de entrega de prótesis, audífonos y falta de prestación de médicos especialistas. A contracara de la situación que nos toca sobrellevar, se trata de nuestra obra social, por ende, los que allí vamos llegamos con angustias, enfermedades y muchas incertidumbres y cada vez estamos más excluidos.

A la fecha sólo vemos que quienes se jactan de conducir lo que hasta hoy ha sido inconducente resolvieron de motu propio asociarse al gremio ATE para conformarse como un centro de jubilados con dicha central.

Por todo esto es que para los jubilados que no tenemos nada que ver con el gremio ni con los dirigentes, solamente con el derecho a pensar distinto, ha llegado el momento en que hemos decidido negarnos a la conveniencia, a lo político y a lo popular, pero debemos tomar nuestra propia decisión porque es la correcta.

Los abajo firmantes no prestaremos el apoyo a tal centro.

Clara Zeballos, DNI 5.301.073

Carlos Domínguez, DNI 7.570.946

Basilia Hernández, DNI 3.226.842

Siguen siete firmas

Roca

Mostrar todos los comentarios
"...pero igual meten multas"

Hoy tengo ganas de reírme. Fue un día muy malo en Neuquén.

Pechi, sé que hay alcahuetes que cobran para leer los Facebook de los vecinos disconformes.

Qué feo está el tránsito, qué malas las calles, pero igual meten las multas.

Vamos a ir a una adivinanza: te para la policía, te paran los de Tránsito, cédula verde, seguro, patente, verificación... te corren los cazabobos de Sein...

¿Pero de quién es este auto estacionado en Sarmiento frente al restó de los chinos en la calle Sarmiento?

Jajajajajajajajajaja... ¿Patente? Vieja, no paga. ¿Seguro? No sé. ¿Luces? Jajaja... ¿Gomas? No sé. ¿Bien estacionado? No sé. Manden a la grúa que me sacó el auto en una calle que no tenía prohibido estacionar (Tucumán y Ministro González), sobre Tucumán... Jajaja, la multa y el acarreo los pagué.

No la voy a hacer difícil la adivinanza. ¿Respuesta? Inspector de Tránsito de Neuquén.

Fernando Frexas

DNI 7.764.559

Neuquén

Mostrar todos los comentarios
Gente agradecida

Francisca García, DNI 2.805.377 - Chichinales

Mostrar todos los comentarios
"Vamos Argentina todavía"

Benito Salinger, DNI 4.836.427 Cipolletti

Al ingresar al Banco de la Nación Argentina de Cipolletti, sabía por los documentos que me habían solicitado con anterioridad que entraba al infierno burocrático, pero no fue así. Una empleada me rescató y me condujo a un oasis en medio del desierto. Me asesoró y solucionó todos los escollos que iban surgiendo, con solvencia y amabilidad fue ordenando el trámite en cuestión. Me hizo sentir un cliente bien atendido (no una víctima).

¿Cómo una persona puede ser competente y eficaz? Con muy poco: respeto por el ser humano que necesita ayuda y algo de sentido común. No me alcanzan las palabras para agradecer esa actitud solidaria.

Qué distinto sería el planeta si todos pusiéramos ese granito de arena para hacer un poco mejor la vida. O, como decía mi amigo Coco, arreglemos las pequeñas cosas que están a nuestro alcance; lo otro, que lo arreglen los demás. Lo que me llama la atención, ¿por qué esas personas hábiles y bien intencionadas no llegan a dirigir nuestro querido país?

Benito Salinger, DNI 4.836.427

Cipolletti

Mostrar todos los comentarios
"Cosas de cóndores"

Miguel Núñez Cortés, DNI 4.408.060 Buenos Aires

La corriente neoliberal que ha impregnado todos los intersticios de nuestra historia ha inventado una cronología fundacional sobre la que debería haberse basado –sin excepciones ni anomalías– la historia de nuestra patria. Fue su estrategia maquillar una Argentina sin controversias, unida desde el principio por supuestos ideales aglutinadores capaces de limar cualquier aspereza.

Lo mismo pretendió la historiografía oficial para el resto de la América del Sur. Muy a su pesar han surgido personajes extraordinarios como José Gabriel Túpac Amaru II, Inca, es decir José Gabriel Condorcanqui (1738-1781), que se educó con los jesuitas en el colegio de San Francisco de Borja de Cuzco (NR: los jesuitas eran los únicos que aceptaban indios entre sus alumnos). Ya mayor hizo fortuna en negocios de transporte, minería y tierras (¿contrafigura de nuestra inexistente y añorada burguesía nacional?). Su prestigio entre los indios y mestizos le permitió encabezar una rebelión contra las autoridades españolas del Perú en 1780, que estalló por el descontento de la población contra los tributos y prestaciones obligatorias de trabajo que imponían los españoles (mitas, obrajes, repartimientos, servicios) y contra los abusos de los corregidores.

Un 23 de diciembre de 1780 José Gabriel Condorcanqui "(...) hace saber a los paisanos criollos, moradores de la provincia de Chichas y sus inmediaciones, que viendo el yugo fuerte que nos oprime y la tiranía de los que corren con este cargo, sin tener consideración de nuestras desdichas, y exasperado de ellas y de su impiedad, he determinado sacudir este yugo insoportable. Vivamos como hermanos, y congregados en un cuerpo, destruyendo a los europeos por ser todos paisanos y compatriotas, como nacidos en nuestras tierras, y de un mismo origen de los naturales, y haber padecido todos igualmente dichas opresiones y tiranías de los europeos (...)".

Y como una protuberancia que disloca el libreto neoliberal que nos fuera trazado allende nuestras fronteras, emerge Néstor Kirchner –desde la oscuridad de la desesperanza–, proponiéndonos superar nuestras desdichas a los que habíamos sido sometidos por otro imperio distinto de aquél ante el que se rebeló Túpac Amaru II. Y desde la fragilidad de un país incendiado, estafado, robado, exasperado, se eleva para encarar la ruptura de ese yugo insoportable que nos apretaba el cuello (para alegría de pocos y sinsabores de muchos). Así fue el rechazo al ALCA, cosa de cóndores. Y por eso el silencio interno y la condena externa, ésa que es como "el rayo que no cesa".

En la IV Cumbre de las Américas en el Auditorio del Hotel Provincial, Mar del Plata, un 4 de noviembre de 2005, el presidente Néstor Kirchner manifestó: "(...) Nuestros pobres, nuestros excluidos, nuestros países, nuestras democracias ya no soportan más que sigamos hablando en voz baja; es fundamental hablar con mucho respeto y en voz alta, para construir un sistema que nos vuelva a contener a todos en un marco de igualdad y nos vuelva a devolver la esperanza y la posibilidad de construir obviamente un mundo distinto y una región que esté a la altura de las circunstancias. Sin enfrentar eficazmente la pobreza y la exclusión y dando trabajo, no habrá bienestar. La falta de bienestar en nuestros pueblos es la raíz de las mayores inestabilidades. La gobernabilidad estará en riesgo si no creamos trabajo. No se trata de ideología, ni siquiera de política, se trata de hechos y de resultados (...)".

Se revuelca el imperio en sus postrimerías, presa de sus infortunios interiores. En su desesperación de muerte no soporta la resistencia y en una metamorfosis sin antecedentes muestra nuevas formas que reemplazan a las naciones Estado, por monopolios internacionales del poder y del dinero.

La gloria de José Gabriel y de Néstor seguirá creciendo como crecen las sombras de los grandes cuando el sol ya tibio de los imperios empieza su camino inexorable hacia la declinación final por occidente.

Miguel Núñez Cortés, DNI 4.408.060

Buenos Aires

Mostrar todos los comentarios
"Quiero terminar la carrera"

Raúl Paillalef DNI 35.601.524 Bariloche

Estoy alojado en la unidad del Servicio Penitenciario de Bariloche y a disposición de la Cámara Segunda.

Hace tres años que estoy cursando la carrera de Licenciado en Administración de Empresas, estando privado de mi libertad, con la finalidad de reinsertarme en la sociedad en la que me crié. Pero hace más de dos semanas las autoridades penitenciarias y judiciales me restringieron las asistencias a clases, violando de esta manera los derechos que me amparan.

El supuesto justificativo es que no hay personal para la custodia.

Yo sólo pretendo finalizar la carrera universitaria y poder pensar en un futuro de bienestar, y que los jueces de la Cámara Segunda lean el artículo 55 de la ley 26206 de Educación Nacional, artículo 142 de la ley 26695, artículos 133 y 137 de la ley 24660 de la Pena Privativa de la Libertad.

Raúl Paillalef

DNI 35.601.524

Bariloche

Mostrar todos los comentarios