Sociedad

Presumen que un gendarme murió de Hanta

01:08 18/01/2013 Si bien análisis lo confirmará, el cabo mostraba todos los síntomas

JUNÍN DE LOS ANDES (ASM).- Un laboratorio de Buenos Aires analiza por estas horas muestras de sangre de un gendarme que prestaba servicio en la zona agreste de Paimún, para determinar si su muerte ocurrida el miércoles pasado se debió al hantavirus. El cabo primero Fermín Ignacio Castro sufrió un paro cardio respiratorio no traumático con shock séptico de acuerdo al acta de defunción, probablemente a causa del virus dispersado por ratones colilargos si se consideran los síntomas con que ingresó al hospital de esta ciudad el día martes.

El gendarme se encontraba trabajando en el grupo La Unión, en el destacamento ubicado donde se juntan los lagos Paimún y Huechulafquen, una zona rural poblada por comunidades mapuches muy visitada por turistas durante el verano, a unos 50 kilómetros de distancia de esta ciudad por ruta 61. Por esa zona se encuentran en plena etapa de florecimiento algunos núcleos de caña colihue, cuya semillas son alimento preferido de los roedores que portan el virus.

Según distintas versiones, Castro comenzó a sentir molestias hacia el término del fin de semana pasado, hasta que el martes ingresó al hospital local con los signos típicos provocados por el hantavirus.

No obstante, desde el nosocomio se indicó que los síntomas por sí mismos no alcanzan para determinar que se trate de esta enfermedad. "Se enviaron muestras para analizar a un laboratorio en Buenos Aires y recién en unos días tendremos el resultado con el informe epidemiológico que determine las causas del deceso fehacientemente", informaron las fuentes consultadas.

Los signos típicos del contagio del hantavirus son: escalofríos, cefalea (dolor de cabeza), diarrea, fiebre, dolores musculares y, en el transcurrir de la enfermedad, una insuficiencia respiratoria que provoca el paro cardíaco.

Frente a estos signos, es indispensable concurrir con urgencia al hospital más cercano.

Servicios