A un click

19:26 17/11/2013
FÚTBOL

Una promesa de la pelota con sólo 8 años

El nuevo crack argentino

La estatura no es un problema para hacer proezas con la pelota.

La estatura no es un problema para hacer proezas con la pelota.

Es apenas un chico pero tiene la impronta de un crack. Un empresario español lo descubrió a través de internet y lo contrató. Ahora Claudio Gabriel Ñancufil, que juega en la liga infantil de Bariloche, tiene ofertas de Barcelona, Real Madrid y el Español.

DeBariloche

CLAUDIO ANDRADE

candrade@rionegro.com.ar

En su primer partido "oficial" como jugador del equipo Nuevo Horizonte de Bariloche no la tocó. Claudio Gabriel Ñancufil tenía cinco años y sus compañeros de equipo lo veían demasiado pequeño para merecer un pase. Cansado de esperar su oportunidad dentro de la cancha, finalmente la abandonó furioso cuando le tocó el cambio. Se dirigió directo hacia donde estaba su abuelo, que lo grababa con una cámara de video, y le mordió "un cachete" de la pura bronca. Eran los primeros pasos en el fútbol amateur de esta pequeña promesa que algunos comienzan a comparar con el primer Lionel Messi, aquel ser minúsculo que nadie podía detener en las ligas infantiles. Otro hombre de baja estatura e increíble talento. Pero no es la familia quien lo asevera.

Según le cuenta el abuelo y tutor Claudio Ñancufil a "DeBariloche", ellos, abuelos, madre y hermano, observaban como se desarrollaba el talento de Claudito sin dejarse impresionar por el entusiasmo de los demás. "Nos parecía un poco mejor que el resto, nos gustaba que la pasara bien en la cancha pero nada más", cuenta el abuelo. Entonces llegó una llamada desde España. Del otro lado del teléfono estaba el conocido empresario español Lolo Otero, que había visto un video del pibe estando en México. Otero se especializa en trabajar con artistas pero ha creado un departamento en su compañía dedicado a jugadores de fútbol. Una de sus contrataciones más prometedoras es la Ismael Traoré, un internacional de Costa de Marfil que forma parte de la cantera del Espanyol. Sin dudarlo, les ofreció un contrato y con él un pasaje hacia una vida completamente nueva.

La estatura de Ñancufil, que juega en Martín Güemes de delantero, le recordó a Otero a la de su entrañable amigo Romário da Souza Faria. Hoy el nene Ñancufil, que juega en el Martín Güemes y es de la categoría 2005, es pretendido por entidades tan poderosas como el Real Madrid, Barcelona y el Español. Todos ellos han hecho una cita con Otero para que el pibe visite sus instalaciones y demuestre de qué madera está hecho. La familia prefiere mantener apartado al nene de la prensa. No quieren que el ruido del "afuera" lo afecte y termine por perjudicar su día a día en el colegio y el hogar. También hay otras cuestiones en el medio. Entre los dirigentes del Español hay temor por la seguridad del pibe si su figura se continúa agrandando. Incluso le ofrecieron al abuelo contratarles un equipo de guardaespaldas durante las 24 horas del día cosa que ellos desecharon.

La imagen es soberbia. Parece un truco de magia sólo que no hay truco. Es Claudito Nalcufil en un partido de la liga infantil de Bariloche, vestido con unos pantalones que le quedan dos o tres tallas más grandes, manejando la pelota con la sabiduría de un profesional. Apenas si su cuerpo se despega del piso pero con este porte le alcanza para ser protagonista del juego. Lleva la pelota con la zurda, gira elásticamente sobre sí mismo y la toca con el talón de la derecha en un exquisito paso de ballet que le permite quedar de frente al arco. Dispara fuerte, abajo, esquinado. Gol. Tres pibes mucho más altos que él lo miran con inocultable desconcierto. En la siguiente grabación Claudito protege la pelota entre sus pies, cuatro jugadores del equipo contrario lo acosan, lo molestan como en una metáfora de lo que podría ocurrirle en una escuela a alguien de su contextura física enfrentado a chicos de mayores, pero en este marco él que se escapa de sus captores de un modo que apenas pueden relatarse. Filtra la pelota entre ocho piernas y sale corriendo hacia el arco contrario. Gol de nuevo.

"Me mostraron sus videos en México, yo estaba por otros negocios. Me impactó y cuando volví a España se los mostré a un amigo del Español que me hizo notar aun más la calidad de Claudito. No sólo tiene gambeta, gol, pase, sino una personalidad dentro de la cancha que corresponde a la de un chico de 14 años. Es muy pronto para decir nada, pero en dos 2 años tendremos una mejor perspectiva, vamos a pulir lo que ya tiene, y en ocho años será un profesional aunque en ocho años pueden pasar muchas cosas. Por eso lo que queremos hacer ahora es preservar al niño, cuidarlo, no exponerlo", le dijo Otero a "DeBariloche", desde Barcelona. Otero asegura que lo importante es que la cosa no se "desmadre". Pero parece difícil. Los videos de Claudito van creciendo en popularidad en Youtube y hay decenas de comentarios de personas impresionadas con su capacidad para sacarse oponentes de encima. "¡Lo q juega este pibe!, le deseo lo mejor del mundo", dice @Barca11 en un foro de Taringa y hay decenas de frases de este tenor. Uno de sus videos en la red social suman más de 70 mil reproducciones.

Claudito es hincha de Racing mientras que su abuelo de Independiente. Mientras Claudio explica esto por teléfono, se escucha la voz del chico que le grita: ¡no seas malo!". A sus ocho años todavía es pequeño para la categoría y sus padres miden por debajo de la estatura promedio. "A todos los clubes que vieron los videos de Claudito no les preocupó su estatura. Si en algún momento necesita una dieta que lo ayude a mejorar se discutirá. Está clarísimo que el chico es distinto", indica un entusiasmado Otero. En la casa del chico se mantienen con los pies sobre la tierra. "Somos gente normal, clase media baja, trabajadores, bajo perfil, no tenemos ninguna confusión con esto que le pasa a Claudito, nos emociona y nos parece muy bien si él logra obtener algo como una mejor educación", dice el abuelo. El club que mayor interés ha demostrado en Claudito es el Español de Barcelona. Están dispuestos a que la familia se radique en la ciudad. Les han ofrecido donde vivir y todas las comodidades necesarias para que se aclimaten al Viejo Continente. Así de convencidos están de la calidad y el futuro que le espera al pibe barilochense. No obstante, la idea de Otero es tener conversaciones con todos los clubes importantes de Inglaterra e Italia. "No nos limitamos, Claudito podrá ir a cualquier institución que le brinde una oferta global y que sea la mejor para él y su familia", agrega el empresario. "Es muy raro que los clubes argentinos todavía no se hayan fijado seriamente en él. Se lo van a perder", remata Otero. Hasta hoy consultaron por Claudito pero sin ir demasiado lejos River Plate (antes de la llegada de Ramón Díaz), Velez Sarfield y Newells.

Del mismo modo en que surgen los genios matemáticos, los artistas plásticos que rompen los duros parámetros estéticos y los actores que se roban la pantalla grande, también aparecen los jugadores de fútbol. Niños que de la nada se revelan geniales. El abuelo de Claudito asegura que el chico mira partidos aunque la mayor parte de lo que sabe con la pelota lo trajo consigo al mundo desde su nacimiento. "Juega con su hermano pero a los cinco empezó a romperla, es innato, no aprendió de nadie", advierte. Se sabe, y lo corroboran estudios psicológicos, que los genios suelen imitar a las personas que más admiran. Se copian palmo a palmo sus movimientos, sus expresiones. Esto en parte explica las semejanzas entre ciertos goles de Messi con los de Diego Maradona. Los movimientos de Claudito demuestran que es un alumno atento. La siguiente postal remite a lo que unos pocos elegidos son capaces de hacer con una pelota de fútbol. Claudito Ñancufil lleva el balón a ese ritmo vertiginoso que estamos acostumbrados a ver en Lio Messi, el pibe avanza como un rayo por la franja derecha hasta llegar al límite mismo de la última línea. De algún lugar que sólo él conoce saca un disparo de insospechada potencia. Entre la pelota y la red hay sólo una línea. La pelota avanza, "dobla" y entra. Gol. Claudito, pelo negro, ojos brillantes, corre hacia el centro de la cancha con el brazo extendido y el puño apretado.

Mostrar todos los comentarios
-->

Últimas Noticias