Arquitectura reciclada, tres ideas en tres ciudades

Un hogar, un bar y una oficina hechos a partir de material de ultramar recuperado. Ejemplos en Roca, Neuquén y Mendoza de esta tendencia modular y compacta.

24 dic 2016 - 00:00
Comparte esta noticia

1.- En Roca, el emprendimiento M3 Containers nos propone lo que ellos denominan un modelo estándar. “Tiene distintos tipos de revestimientos interiores: placas de yeso, fenólico y machimbre plástico sanitario en el baño, además algunas terminaciones en pino paraíso”, explica Ezequiel Martínez, encargado de la ejecución. El piso es flotante y se colocaron aislaciones térmicas en el techo y las paredes. Las aberturas son de PVC y los artefactos de iluminación led.

En este caso, dice Martínez, se entrega con un placard en el dormitorio, muebles de cocina, horno eléctrico de cuatro hornallas y termotanque eléctrico. “Con el objetivo de agilizar su instalación sólo se necesita acceso a la red eléctrica, un sistema de desechos cloacales y pilotes o platea donde asentar el módulo”, detalla el emprendedor.

Como premisa para el año próximo, M3 tiene previsto incorporar nuevos materiales y tecnologías, sobre todo referidos a aislaciones y revestimientos. “Es de gran interés poder autoabastecer el consumo eléctrico colocando paneles solares fotovoltaicos”, concluye Martínez.

Image
Image

2.- En Neuquén, en la Isla 132 está emplazado la primera propuesta que encontramos. Se trata de Jacc Bar cuya construcción estuvo a cargo del estudio de arquitectura FEF. Las profesionales comentan que “se buscó aprovechar un inmenso terreno en desuso para transformarlo en un nuevo lugar de reunión”.

Está hecho con tres contenedores de 12 metros de largo x 2,40 de ancho.

“Desde la concepción estética la idea fue mantener su impronta industrial combinada con elementos arquitectónicos expresivos”, explica la arquitecta Eugenia Eyheraguibel, una de las socias de FEF.

El espacio protagónico es un patio central al aire libre. Para el armado de ese lugar se utilizaron como mesas bobinas recicladas de distintos diámetros y, como contraste, las combinaron con sillas metálicas color amarillo y aluminio. “Esos satinados y brillantes, más el ritmo de guirnaldas de luces que cuelgan entre contenedores, realzan el objetivo del contraste”, agrega Eyheraguibel.

Uno de los contenedores se dispuso enteramente para armar el área de servicios, cocina y baños. El central contiene la barra; amplia y de madera. El patio está revestido con un deck de hormigón que simula la madera. El tercero se pensó “para resguardar a los que no son fanáticos de la intemperie, creando una barra alta de madera, banquetas metálicas, artefactos de luz industriales”. Un detalle interesante es la inclusión de un jardín vertical en una de las paredes.

Además, el bar cuenta con una terraza armada sobre el techo de uno de los contenedores.

Las arquitectas decidieron trabajar el aislamiento térmico con sistemas de construcción en seco.

Finalmente mencionan que “la naturaleza y su función con la arquitectura fue el tercer desvelo; cuanta mayor interacción haya entre los espacios mayor será la vivencia del lugar”.

Image
Image

3.- En Mendoza tres arquitectas, Paula Cepparo, Viviana Briggs y Laura Allevi, transformaron un contenedor marítimo en su estudio. Son 29 m² que incluyen un espacio de trabajo, un estar, un toilette y una cocina. Explican que costó casi la mitad que una construcción tradicional. Uno de sus desafíos fue implementar sistemas de aislación y ventilación apropiados. Comentan que lo hicieron “con 4 centímetros de espuma de poliuretano. Al techo le colocamos un sobretecho metálico que deja pasar el aire y lo pintamos de colores claros para que no absorba el calor”. Además armaron un sistema de ventilación cruzada.

Señalan que con este tipo de construcción se gana en resistencia y seguridad. “Nosotros calculamos las bases y las columnas que sostienen la estructura”.

Image
Image
1.- Hogar por M3
Algunos datos
El armado de una vivienda demanda entre 60 y 90 dias de obra, trabajando sólo dos personas.
El valor del módulo de un dormitorio cuesta $ 320.000, pero depende del equipamiento y terminaciones que se coloquen.
Empresa: M3 Containers de Ezequiel Martínez
2.- Jacc Bar
Ficha técnica
Diseño de arquitectura: FEF arquitectas.
Diseño gráfico: Estudio PHEZ de Mercedes Andrada y Claudia Svampa
Costo: $ 6.500 por m²
3.- Estudio de arquitectura
Se trata de un contenedor de 12 metros de largo por 2,40 de ancho.
Tuvo un costo total de
$ 150.000.
La materia prima cuesta alrededor de $ 32.000.
Sus diseñadoras destacan que este tipo de construcción “es menos dañina para el medioambiente, ya que no genera alteraciones permanentes en el terreno”.
Agregan que “una construcción común nos habría costado $ 8.000 por m². En esta nos salió $ 6.000. Usamos mucho material reciclado y varios de los detalles fueron mano de obra nuestra”.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección