Paraíso sombrilla

04 sep 2011 - 00:00
Comparte esta noticia

Su nombre ya lo dice todo...

forma una auténtica sombrilla de sombra sumamente intensa.

Su nombre técnico es Melia azederach variedad umbraculifera y une a esta cualidad una hermosa y perfumada floración a mediados de la primavera, a la que le sigue la formación de gran cantidad de frutos de color amarillo en su madurez, que caen al suelo, no son del agrado de todos y son tóxicos.

Es ampliamente plantado en nuestras veredas y en ese sentido debo hacer ciertas advertencias.

Como su copa se hace muy extensa, es aconsejable sólo en veredas anchas.

En los viveros se lo suele entregar con copa formada a muy baja altura, lo que obliga a eliminar paulatinamente las ramas inferiores hasta alcanzar el mínimo requerido de 2,40 metros.

Sobre la calle, si sus ramas son tocadas por vehículos, suele girar como trompo y sufrir graves rajaduras y quebraduras, por lo que allí habría que limpiarlo hasta unos 4 ó 5 metros de alto.

También lo desgajan los vientos fuertes de la región.

La poda es absolutamente innecesaria.