Energía Mundo pyme

Conocé a las manos detrás del trabajo a distancia

Tras años desempeñándose en los yacimientos dos ingenieros montaron su propia compañía. Se especializan en la automatización de plantas de tratamiento de petróleo y compresoras de gas que permiten el teletrabajo, la nueva tendencia del sector.

15 feb 2018 - 00:00

De ser empleado y cobrar un sueldo todos los meses, a lanzarse a la aventura y formar parte de la cadena de valor de la industria hidrocarburífera creando una empresa. Esa parece ser la historia en común del surgimiento de muchas pymes del sector en la región.

Es el caso de OxBeel SRL, empresa de ingeniería y servicios formada por tres ingenieros con amplia experiencia en el petróleo que se asociaron en 2014. “Todo el grupo de trabajo está integrado por gente que nos fuimos conociendo en distintas empresas y que un día decidimos sumar nuestros conocimientos”, comenta Leandro Poblete, uno de los socios.

Oxbeel comenzó haciendo trabajos de electricidad, instrumentación, automatismo de plantas y sistemas de control. “Con el tiempo fuimos evolucionando e incorporamos el montaje eléctrico y la instrumentación de plantas”, agregó otro de los socios, Emilio Gelormino. Las tareas de la empresa se concentran en las plantas de tratamiento de petróleo y en las plantas compresoras de gas.

“El comienzo fue difícil, los tres socios aportamos capital para solventar los gastos. Pero después fuimos creciendo, casi sin aporte bancario porque si no tenés dos balances y cierto monto de facturación es imposible acceder al crédito. La oferta bancaria para que una pyme pueda crecer a un costo razonable es prácticamente nula”, se lamentó Poblete.

Ambos coincidieron en que 2015 y 2016 fueron años muy malos y que recién a mediados del año pasado comenzó a sentirse una recuperación de la actividad. “Esa caída nos hizo involucrarnos en la obra pública, nos hicimos proveedores de varias municipalidades y tuvimos una incursión en la construcción con la ampliación de una escuela en Fernández Oro”, detalló.

Las expectativas para este año son muy buenas. “Hay muchas licitaciones y la proyección a febrero nos da una perspectiva de trabajo para todo el año. Entendemos que había muchos proyectos listos que fueron postergados y ahora están saliendo todos juntos”, comentó Gelormino y agregó que el grueso de las tareas estará en la Cuenca Neuquina. “El Golfo San Jorge está muy deprimido”, aseguró.

Comentaron que YPF está apostando fuerte por la automatización y el telecontrol. “Plantas que antes supervisaban personas pasaron a un manejo remoto, lo que nos trae volumen de trabajo”, señalaron. Justamente YPF audita a OxBeel en cuanto a los procedimientos de calidad, seguridad y medio ambiente.

Poblete destacó que una ventaja es que “nosotros somos gerentes pero también estuvimos con la caja de herramientas trabajando en el campo, todo lo que hacen nuestros empleados también lo hicimos en su momento”. En cambio reconoció que un aspecto a mejorar es el comercial. “Estamos en el día a día y no nos queda tiempo para salir a recorrer y darnos a conocer”, apuntó.

En números
90%

de sus ingresos responden a la actividad petrolera, pero también trabajaron para el EPEN y la central térmica Loma La Lata.

24

son los empleados que la firma tiene actualmente. Esperan ampliar su plantel este año.
Luego de años de vacas flacas, aseguran que ya se evidencia la reactivación

Leandro Poblete, ingeniero eléctrico recibido en la Universidad del Comahue trabajó en el EPRE, en Skanska y en otras empresas hasta que decidió formar Ele Solutions en 2007. “Hubo años en que la pasé muy mal, había poco trabajo. Luego me fui estabilizando gracias a las recomendaciones que hacían las empresas donde trabajé”, recuerda.

En 2014 se asoció con Emilio Gelormino, ingeniero electrónico recibido en la Universidad del Sur de Bahía Blanca y con quien había trabajado en una pyme neuquina. También sumaron a Marco Monacci y crearon OxBeel, con sede en Cipolletti, para hacer servicios de ingeniería.

“Estamos buscando personal, creemos que este va a ser un muy buen año, tal vez el mejor de los últimos cinco”, se entusiasma Gelormino.

Ambos destacaron algunos beneficios de estar certificados como empresa pyme a nivel nacional. “Pagar el IVA diferido o poder descontar de Ganancias lo que pagamos por el impuesto al Cheque pueden parecer pequeñas cosas, pero son de gran ayuda”, argumentó Poblete.

Elogiaron la iniciativa del ministerio de Trabajo de la Nación junto a la municipalidad de Cipolletti que capacita a jóvenes en oficios y los ofrece solventando la mitad de las cargas sociales.

Para OxBeel el 90% de la facturación se explica por la actividad petrolera, aunque también incursionaron en el sector eléctrico, prestando servicios al EPEN, al ente eléctrico de La Pampa y a la central térmica Loma La Lata.

corresponsalía neuquén

TAGS.

Últimas noticias de esta sección