Análisis

El efecto Donald y el poder de fuego de la OPEP

01 dic 2016 - 00:00
    Comparte esta noticia
    La OPEP cerró ayer un trabajoso acuerdo para recortar alrededor de 1,2 millones de barriles diarios la producción de crudo de sus miembros. Otras potencias como Rusia aportarían también una rebaja. La idea es reducir la oferta de crudo para apuntalar su precio.
    Pero a miles de kilómetros de Viena, la sede del cartel petrolero, el efecto Donald podría comerse ese recorte. La impronta propetrolera de Trump entusiasmó a las siempre dinámicas empresas estadounidenses, que comenzaron a volver al campo. Mientras las potencias petroleras cierran el grifo, el país del norte los abre. ¿Habrá un impacto real en el precio del crudo en los próximos meses? Los pronósticos son disímiles. Lo único cierto es que la política petrolera mundial ya no se define sólo en los emiratos, sino también en Texas.
    Últimas noticias de ésta sección