Energía Renovables

Por qué son caros los parques eólicos en Neuquén

Los proyectos eólicos que impulsa la Provincia volvieron a quedar afuera de la licitación nacional RenovAr. Logística, factores técnicos y el modelo de asociación son parte de los “costos” extras que pagan los desarrollos locales. No descartan una nueva oportunidad.

07 dic 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

“Tarde o temprano los proyectos (eólicos) neuquinos se van a terminar haciendo”. La frase la soltó hace algunos días una calificada fuente del gobierno provincial. Su optimismo contrasta con los resultados locales en las últimas licitaciones para energías renovables que impulsó Nación: en la primera compulsa no calificaron y, en la segunda, se presentaron con precios hasta un 33% más caros.

En ambas oportunidades Neuquén, a través de la ADI-NQN, llegó a las licitaciones con socios de primer nivel (en la última fueron AES y Central Puerto y antes se anotaron Genneia y Corredor Americano del grupo Eurnekian), sin embargo siempre presentó valores bastante por encima de los promedios adjudicados.

Si se toman los valores de la última licitación, para los proyectos eólicos el precio promedio fue 41,23 dólares por MWh, mientras que las propuestas neuquinas Bajada Colorada, Pincún Leufú y Cerro Senillosa se presentaron con 53, 56 y 56,24 dólares por MWh. Es decir entre 11 y 15 dólares más costosos.

“Río Negro Energía” consultó a especialistas del sector y reconocieron que se trata de una situación multicausal.

Logística. Los costos de transporte para una provincia mediterránea como Neuquén son más elevados que los que deben enfrentar los proyectos que están más cerca de los puertos. Entre un 60 y 70 por ciento de los elementos que utiliza un parque eólico son importados.

Además el porte de los equipos obliga a un extenso despliegue para llegar a destino. Cada molino aporta 2 MW de potencia instalada y los parques locales ofrecían entre 50 y 100 MW, es decir entre 25 y 50 aerogeneradores.

Factor de generación. Este aspecto es clave en las energías renovables y responde a cuántas horas del día puede generar un equipo. En la región las calidades de los vientos entregan un factor de entre 40 y 43 por ciento, un nivel más bajo que los proyectos que están más cerca de la costa.

Este valor resulta clave en la cantidad de energía que puede generar el equipo en un periodo determinado y por lo tanto establece los valores de repago de la inversión. Las licitaciones RenovAr ofrecen contratos a 20 años, con un mayor factor de recuperación es posible presentar valores más bajos por cada MWh.

Financiamiento. Las tasas de interés que consiguen los proyectos para financiarse es clave. Según una de las fuentes consultadas algunos proyectos, la mayoría de ellos asiáticos, se presentaron con tasas de interés de 1 o 0,5 puntos, algo casi inexistente para la industria nacional.

Por ejemplo la última colocación de deuda del gobierno nacional fue a una tasa de 8,75 por ciento anual.

Mano de obra. Uno de los consultados aseguró que la obra local es más cara acá, sin embargo a excepción de provincia de Buenos Aires el resto de las provincias con estos desarrollo suelen tener el mismo o más elevado costo de vida que Neuquén.

Acarreo. El modelo de asociación que usa Neuquén es el mismo que aplica en el petróleo con GyP: el carry. Es decir que es un socio que no aporta capital. Sin embargo garantiza las tierras, los permisos y estudios realizados. Pero si bien no participa de los desembolsos, si toma un porcentaje de las ganancias futuras tras pagar su participación con la porción de las ventas que le tocan. Esto suma otro costo al financiamiento del proyecto.

En números
200 MW
fue el cupo para la energía eólica de Comahue. Sólo se adjudicaron 60 MW para un parque en La Pampa.
66
proyectos renovables fueron adjudicados en la segunda ronda de RenovAr.
Otra chance
Sin fechas todavía
El ministro de Energía Juan José Aranguren confirmó que lanzarán una “segunda fase” de la ronda RenovAr 2. Todavía no tiene fecha. La intención es invitar a todos los proyectos que no licitaron a que bajen sus precios hasta los promedios adjudicados.
Se abrirá un cupo de 600 MW para todas las tecnologías. Según pudo averiguar “Río Negro Energía” al menos una de las empresas que participó con Neuquén buscará acomodar sus costos para tratar de ingresar. En el sector ven la oportunidad como compleja por que es muy amplia la brecha.
Corresponsalía Neuquén

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección