Las elecciones de octubre se meten en el recambio de vocales del TSJ

Oscar Massei tiene preparada su jubilación y no se descarta que Ricardo Kohon también deje el tribunal. Se abre la negociación política para las sucesiones.

Desde el peronismo buscan retener su espacio,
pero la relación del gobierno provincial con Cambiemos puede interferir en la decisión final.

Comparte esta noticia

En las elecciones nacionales de octubre no sólo se definirá la composición del Congreso. A nivel local, los resultados serán importantes al momento de que las fuerzas políticas negocien las próximas vacantes que se producirán en el Tribunal Superior de Justicia (TSJ).

El vocal Oscar Massei tiene todo listo para jubilarse. Llegó al máximo tribunal en diciembre de 2008, luego de los nombramientos de Guillermo Labate y Graciela Corvalán, quienes dejaron el poder Judicial en 2015. De estirpe peronista, el pliego de Massei obtuvo 28 votos positivos. Sólo la Unión Cívica Radical (UCR) no acompañó la designación.

Ante su salida, el justicialismo reclamará ese cargo al Movimiento Popular Neuquino (MPN), que carece de mayoría propia en la Legislatura. Habrá que ver la performance de Cambiemos en octubre, y si le alcanza para tener derecho a reclamar la cobertura de una vacante.

El oficialismo nacional actúa en estos momentos como socio del MPN. Ambas fuerzas le denegaron la semana pasada acuerdo legislativo al pliego de la candidata a jueza penal de Neuquén, Leticia Lorenzo, actual coordinadora de la Escuela de Capacitación del poder Judicial. Ningún diputado hizo públicos sus fundamentos, pero la razón del rechazo estaría vinculada a que Lorenzo es peronista.

Los integrantes del TSJ se eligen a propuesta del gobernador y son designados por la Legislatura con el voto de los dos tercios de los miembros presentes en sesión. Previamente hay un mecanismo de “autolimitación” en el que se divulgan los antecedentes de los candidatos para que se manifiesten apoyos o impugnaciones que surjan para la nominación.

La Constitución neuquina establece que los vocales deberán ser nombrados dentro de los 60 días desde que se produce la vacante. Transcurrido el plazo, el TSJ efectúa una designación con carácter interino.

Si Massei se fuese antes de 2019, el gobernador Omar Gutiérrez tendría la primera chance de proponer un reemplazante. Será clave conocer la influencia que tendrá su antecesor en la decisión. Jorge Sapag eligió no sólo a Massei, sino a casi toda la composición actual del tribunal: los vocales Evaldo Moya, Soledad Gennari, Alfredo Elosú Larumbe, el fiscal José Gerez y el defensor Ricardo Cancela.

El único vocal que no vino de la mano del exmandatario fue Ricardo Kohon, quien también estaría cerca de dejar su cargo. Lo escogió Jorge Sobisch y fue designado en 2004 cuando el MPN tenía mayoría automática.

Hay un antecedente importante y es que las salidas del TSJ suelen ser de a pares. Si Massei y Kohon se fueran juntos, o con un mínima diferencia de tiempo, las vocalías podrían ingresar en una negociación más amplia. De todos modos la primera jugada se verá con las elecciones de octubre.

Requisitos de ingreso
Experiencia y límites
Para ser vocal del TSJ se requiere tener treinta años de edad por lo menos.
Cinco años en el ejercicio efectivo de la abogacía o de una magistratura o ministerio público.
No podrán ser simultáneamente miembros del TSJ los parientes o afines dentro del cuarto grado civil.
Los integrantes del cuerpo se eligen a propuesta del gobernador y son designados por la Legislatura con dos tercios de los presentes.
Neuquén