Chavismo y oposición preparan maquinarias electorales para hoy

El referéndum que se realizará hoy en Venezuela pretende convertirse en termómetro de la próxima Asamblea Constituyente de Nicolás Maduro de cara a los comicios del próximo 30 de julio. La oposición calcula una masiva concurrencia a la consulta.

16 jul 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

La oposición y el chavismo se preparan para realizar hoy una nueva medición de fuerzas al celebrar de manera simultánea dos eventos electorales de carácter simbólico pero que definirán el porvenir político de las próximas semanas, tras más de tres meses de protestas que han dejado 94 muertos. Desde la oposición, se llamó a celebrar una “consulta” de carácter plebiscitario en la que se preguntará a la población si rechaza la propuesta de Asamblea Nacional Constituyente (ANC) impulsada por el presidente Nicolás Maduro para reformar la Constitución y someter a la Justicia a opositores “golpistas” y “terroristas”. Los opositores han denunciado que la Constituyente planteada por Maduro sería inconstitucional ya que previamente se debería realizar un referéndum aprobatorio de carácter vinculante, una propuesta rechazada por el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Ante la negativa del Poder Electoral, la oposición decidió realizar su propia consulta, en la que preguntará al votante si “rechaza y desconoce” la ANC convocada por Maduro, si “demanda a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana obedecer y defender la Constitución” y si “aprueba” la renovación de los poderes públicos y la formación de un Gobierno de unidad nacional.

La directiva de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) aseguró que espera que entre 8 y 11 millones de ciudadanos participen en la consulta, lo que le daría un rango “vinculante” y “constitucional”. Para la consulta, la oposición espera activar más de 2.000 “puntos soberanos” y 14.000 mesas de votación, aunque el gran limitante será que los organizadores no contarán con el registro electoral oficial ni podrán usar tinta indeleble, ante la falta de respaldo del CNE.

En caso de que en las tres preguntas se imponga la opción del “sí”, tal como se espera, la oposición utilizará su mayoría en la Asamblea Nacional (Congreso) para llamar a desconocer al Gobierno de Maduro y podría activar la “hora cero”, como se denomina a un paro general con protestas callejeras.

Los dirigentes del chavismo se han volcado a apoyar un simulacro electoral organizado por el CNE, al que la oposición acusa de ser un apéndice del gobierno, de cara a las elecciones para la ANC, que deberían celebrarse el 30 de julio. Los principales voceros del chavismo y del CNE desestimaron la importancia de la consulta opositora y destacaron que el único acto de carácter “oficial” es la feria electoral organizada por el Poder Electoral y que será apoyada por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

El diputado y dirigente oficialista Diosdado Cabello señaló que el simulacro electoral servirá para que el PSUV y los entes del Estado afinen su “maquinaria” para garantizar la mayor participación posible de cara a los comicios del 30 de julio. “Tenemos un simulacro para revisar la maquinaria, no sólo del PSUV, no sólo de los partidos aliados. Hay que revisar toda la maquinaria, la de los CLAP (Comités Locales de Abastecimiento) y la del Carnet de la Patria.

“Tenía una entrevista y el periodista me avisó: la orden es no hablar del domingo. Cuando haya más represión más vamos a salir”,
explicó Henrique Capriles en relación al control a la prensa del gobierno.

Cinco expresidentes de América Latina llegaron este sábado a Venezuela para participar como “acompañantes” del plebiscito que realizará la oposición contra el presidente Nicolás Maduro el domingo, sin apoyo del poder electoral.

“Mañana (por hoy) es el pueblo venezolano el que decide cuál será su futuro, si habrá o no (Asamblea Nacional) Constituyente. Nosotros venimos a verificar ese proceso”, dijo a periodistas Andrés Pastrana, exmandatario de Colombia, desde el aeropuerto de Maiquetía.

Además de Pastrana, los expresidentes que llegaron a Caracas son Jorge Quiroga, de Bolivia, Vicente Fox, de México, y Laura Chinchilla y Miguel Ángel Rodríguez, ambos de Costa Rica. Fueron recibidos por la exparlamentaria opositora María Corina Machado.

Maduro ha desestimado la consulta, asegurando que solo el poder electoral puede organizar procesos electorales.

Pastrana confirmó que los cinco expresidentes pidieron una reunión con el mandatario.

“Antes de cualquier Constituyente, primero hay que preguntarle al pueblo (...). Eso es lo que está haciendo la Asamblea Nacional, convocando al poder constituyente originario, el pueblo”, agregó.

Según Fox, el plebiscito opositor representa el inicio de la “ruta hacia el fin” del gobierno de Maduro. “El señor Maduro tiene que entender que nadie lo quiere y no puede seguir destrozando esta economía”, expresó al llegar a Venezuela.

Caracas

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.