El papa oró por la salida de dos estados para Israel y Palestina

26 dic 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

El papa Francisco pidió “paz para la ciudad (Jerusalén) y para toda la Tierra Santa” y aseguró que reza para alcanzar una solución con “dos estados” para el conflicto entre Israel y Palestina.

Antes de impartir la bendición apostólica Urbi et Orbi -a la ciudad y al mundo- en la que suele reflexionar sobre los conflictos que golpean a la humanidad, Francisco subrayó así la posición de la Santa Sede opuesta al reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel por parte de Washington, al desglosar uno a uno los consensos internacionales sobre la posible salida para la crisis entre palestinos e israelíes.

“Recemos para que entre las partes implicadas prevalezca la voluntad de reanudar el diálogo y se pueda finalmente alcanzar una solución negociada, que permita la coexistencia pacífica de dos Estados dentro de unas fronteras acordadas entre ellos y reconocidas a nivel internacional”, dijo el Papa, en su quinta Navidad como pontífice, tras llamar a superar tensiones en una “tierra martirizada”.

Francisco aludió así a la situación de violencia entre Israel y Palestina, tras el reconocimiento de Jerusalén como capital israelí por parte del presidente estadounidense Donald Trump y la promesa de trasladar la embajada. El reclamo del Papa se suma así a una lista de intervenciones de la Santa Sede en contra de la decisión estadounidense a la que a última hora de ayer se sumó Guatemala, de trasladar su embajada desde Tel Aviv a Jerusalén.

“El mundo se ve azotado por vientos de guerra y un modelo de desarrollo caduco que provoca degradación humana, social y ambiental”
Francisco, antes de la bendición “Urbi et Orbe”.
EL Vaticano, Roma