Fuerte presión de EE. UU. hacia Venezuela

El presidente de EE. UU. dijo el viernes que no descarta el uso militar para terminar con la crisis en el gobierno de Maduro.

13 ago 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llevó el viernes a la noche al extremo la presión que está ejerciendo sobre Nicolás Maduro y aseguró que no descarta la opción militar ante la situación que vive Venezuela.

“No voy a descartar la opción militar”, manifestó ante la prensa en Nueva Jersey, donde está pasando sus vacaciones de verano.

“Tenemos muchas opciones para Venezuela. Es nuestro vecino. Tenemos tropas en todo el mundo, en lugares que están muy lejos. Venezuela no está muy lejos y la gente está sufriendo y muriendo. Tenemos muchas opciones para Venezuela, incluyendo una posible opción militar si es necesaria”, insistió.

En sus declaraciones ante la prensa lo acompañaban el secretario de Estado, Rex Tillerson, y la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, con quienes mantuvo una reunión.

Las palabras de Trump llegan en medio de su escalada retórica con Corea del Norte, que ha tomado tintes de amenaza de conflicto armado, y a pocas horas de que su vicepresidente, Mike Pence, inicie este domingo su primera gira por América Latina, que lo llevará a Colombia, Argentina, Chile y Panamá.

Venezuela se perfilaba ya como el gran tema regional del vicepresidente en su viaje y ahora habrá que ver cómo reaccionan los mandatarios de esos cuatro países a las declaraciones de Trump, 28 años después de la última invasión militar de Estados Unidos en América Latina. Fue la llamada Operación Causa Justa, en 1989, con la que se expulsó al dictador panameño Manuel Noriega. La administración estadounidense fue incrementando la presión sobre Maduro en las últimas semanas, pero sobre todo desde la elección de la Asamblea Constituyente, imponiendo más sanciones a funcionarios del gobierno, que han incluido al propio presidente venezolano.

Pero hasta ayer, ningún representante de la administración había hablado en público de una opción militar, siempre se habían circunscrito a opciones políticas y económicas, también las fuentes de la administración que hablan regularmente con periodistas bajo condición de anonimato.

La línea roja para Estados Unidos ha sido la elección de la Asamblea Constituyente, el pasado 30 de julio. La instalación de ese órgano plenipotenciario también generó la reacción de 17 países de América, que el martes emitieron una fuerte una condena en Lima sobre la crisis en Venezuela y dijeron que desconocerán los actos que emanen de la Constituyente.

Según la Casa Blanca, Trump rechazó ayer una llamada telefónica de Maduro. “El presidente Trump hablará con gusto con el líder de Venezuela en cuanto se restablezca la democracia en ese país”, indicó un comunicado.

“Si el régimen de Maduro impone su Asamblea Constituyente,
EE. UU. tomará acciones económicas fuertes y rápidas”.
El presidente Trump amenazó al gobierno chavista tras la elección.
Washington

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de ésta sección