Miles de opositores marchan y son reprimidos en Venezuela

21 abr 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

Miles de opositores exigieron ayer en Caracas la salida del poder del presidente Nicolás Maduro, durante una marcha dispersada por los antimotines con gases lacrimógenos, en la tercera semana de violentas protestas que dejan ocho muertos.

En un fuerte cruce de bombas lacrimógenas, piedras y cócteles molotov, las fuerzas de seguridad y los manifestaron se enfrentaron en Chacaíto, El Rosal y otros sectores en vías de acceso a la estratégica autopista Francisco Fajardo, con saldo de varios heridos o afectados por los gases.

Tras lograr dispersar la protesta, la policía y la militarizada guardia nacional utilizaron vehículos blindados que lanzaron ráfagas de bombas lacrimógenas y chorros de agua, llamados popularmente rinoceronte y ballena, sobre un grupo de jóvenes que los enfrentaban con los rostros cubiertos con pañuelos y capuchas.

“No me importa tragar gas, no me importa morir, pero tenemos que salir de esta mierda de gobierno asesino y represor”, dijo Natasha Borges, de 17 años.

Un helicóptero de la Policía sobrevoló la zona durante los disturbios. Barricadas de basura fueron quemadas en distintos puntos de la capital. “Libertad”, pero también insultos, como “malditos” y “cobardes”, les gritaron los manifestantes a los efectivos se seguridad.

Los principales disturbios ocurrieron en Caracas, aunque también se registraron incidentes en las ciudades de Maracaibo (noroeste), Valencia (centro) y San Cristóbal (oeste), un día después de la multitudinaria movilización del miércoles, que dejó dos jóvenes y un militar muertos.

Las protestas se desataron el 1 de abril, tras sentencias del máximo tribunal electoral, que retiró la inmunidad a los diputados y se adjudicó las funciones del Parlamento, único poder público controlado por la oposición.

Caracas