Obama alerta que Mosul no será un paseo, EI promete humillarlo

Fuerzas internacionales comandadas por Estados Unidos ya batallan para recuperar la segunda ciudad iraquí en importancia, en manos del Estado Islámico.

19 oct 2016 - 00:00
Comparte esta noticia

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, advirtió ayer que la batalla será “difícil” para retomar el control de la ciudad iraquí de Mosul, actualmente en manos del grupo Estado Islámico (EI), que perdió terreno en el segundo día de esta vasta ofensiva y podría tomar a civiles como escudos humanos.

“Mosul será una batalla difícil. Habrá progresos y habrá retrocesos”, afirmó Obama, aunque se dijo “confiado” en que el EI será derrotado en esta ciudad y “esto será un paso en la dirección a su destrucción completa”.

Estados Unidos dirige una coalición internacional que apoya las fuerzas iraquíes en esta operación lanzada el lunes para reconquistar Mosul, en manos del EI desde junio de 2014.

Sin embargo, en un video divulgado ayer por su agencia de propaganda, el EI prometió la “derrota” de Estados Unidos en Irak. En las imágenes se puede ver a un combatiente yihadista en las calles de Mosul proclamando: “Respecto a ti, Estados Unidos (...) juramos por Dios que te venceremos en Irak y te haremos salir derrotado y humillado” de este país.

Antes de alcanzar las cercanías directas de Mosul, donde estarían atrincherados entre 3.000 a 4.500 yihadistas fuertemente armados, las fuerzas iraquíes atravesarán territorios controlados por el EI alrededor de la ciudad.

Las fuerzas leales al gobierno de Bagdad avanzan desde Qayyarah, así como desde Jazir (este), hacia Mosul, último gran bastión del EI en Irak.

Los mandos iraquíes indicaron que los combatientes del EI respondían con atentados suicida pero que la ofensiva iba avanzando como estaba previsto.

“Muchas localidades fueron liberadas”, indicó a la AFP Sabah al Numan, portavoz de los servicios antiterroristas iraquíes, una de las unidades de élite movilizadas. “Alcanzamos nuestros primeros objetivos e incluso más, pero somos prudentes y nos ceñimos al plan”, agregó.

En Mosul, un habitante describió la atmósfera “extraña” y las calles vacías, ya ques e teme que el grupo utilice a la población como escudos humanos, como ha ocurrido en otras ofensivas. “El cielo está siempre ennegrecido por el humo de los neumáticos quemados por los yihadistas”, explicó por teléfono Abu Saif, de 47 años. “En el fondo, estamos contentos porque estamos a punto de ser liberados pero tenemos miedo que Dáesh (como también se llama al EI) se vengue contra la población”, advirtió. La coalición internacional afirmó que 52 objetivos fueron destruidos en el primer día de la ofensiva.

El ministro de Defensa francés, Jean-Yves Le Drian, advirtió que la batalla puede durar “varias semanas”, o quizás “meses”.

Lo que se juega
en esta batalla
La pérdida de Mosul, cuna del “califato” autoproclamado del ISIS , sería un golpe fatal para el movimiento yihadista porque concentra los campos petroleros más ricos
La caída continua de territorios hace que el escenario de un ‘califato’ en Siria e Irak sea más difícil de mantener para el grupo.
En números
4.500
El número de yihadistas que están atrincherados en Mosul, fuertemente armados y con reservas para varios meses.
Qayyarah
Últimas noticias de ésta sección