Trabajadores de Fukushima gravemente afectados por radiación

Se trata de tres operarios que realizaban tareas en el reactor 3 de le central nuclear. Dos de ellos fueron hospitalizados con quemaduras.

24 mar 2011 - 00:00
Comparte esta noticia

Tres trabajadores de la averiada central nuclear de Fukushima han recibido una dosis extraordinariamente alta de radiación, informó hoy la Agencia de Seguridad Nuclear e Industrial de Japón (NISA).

Los trabajadores han estado expuestos a una radiactividad de 170 hasta 180 milisievert, dijo el vicedirector de NISA, Hidehiko Nishiyama. Dos de ellos, agregó, fueron hospitalizados con quemaduras en las piernas.

Los tres afectados trabajaban en el reactor 3 de la central Fukushima I, donde intentaban reparar cables para restablecer el sistema de refrigeración del reactor. El portavoz del gobierno de Japón, Yukio Edano, dijo ante la prensa que los tres trabajadores habían estado con las piernas en agua contaminada con radiactividad.

Edano señaló que se darán instrucciones a los demás trabajadores “para que no cometan el mismo error”. Hasta la fecha se han visto afectados 17 operadores de la central por verse expuestos a una radiación superior a los 100 milisievert, indicó Kyodo citando a Tepco.

El gobierno nipón había elevado de 100 a 250 milisievert por año la dosis máxima de radiación permitida para los trabajadores de las centrales nucleares. Según Edano, esa dosis está justo por debajo del nivel intolerable.

La organización ecologista Greenpeace consideró hoy que la situación “continúa siendo dramática”.

Mientras los trabajos para paliar los efectos del accidente en la central continuaban a fin de reparar el sistema de bombeo y refrigeración de los reactores dañados. También proseguían hoy los esfuerzos por enfriar los reactores con agua marítima, lo que sin embargo, podría entrañar riesgos. Un experto en Estados Unidos advirtió de una posible costra de sal en las barras de combustible que podría obstaculizar su enfriamiento.

En tanto, en las primeras horas de la mañana se observó cómo vapor blanco subía desde los bloques de reactores 1,2 y 4.

Fue la primera vez que esto es observado también en el bloque 1, indicó el canal NHK. En este reactor se produjo el 12 de marzo -un día después del terremoto- una explosión de hidrógeno, en la que el edificio del reactor resultó considerablemente dañado.

No obstante, la situación allí se ha estabilizado, indicó Nishimayama de la Agencia de Seguridad Nuclear. De hecho, en la sala de controles vuelve a haber electricidad. También en el bloque 1 la temperatura disminuyó.

El vapor sobre el reactor 4 indica que hay un sobrecalentamiento de la piscina de enfriamiento para las barras de combustible usadas; este reactor ya había sido apagado antes del terremoto para su mantenimiento. De todas formas, el 15 de marzo se produjeron allí una explosión y un incendio.

En el bloque 5 surgieron por primera vez problemas. También allí se registraron defectos en las bombas de inyección. El sistema de refrigeración quedó en consecuencia inoperativo. Aunque la situación es estable, lo más probable es que las temperaturas aumenten tanto en el reactor como en la psicina de refrigeración. Está previsto reparar cuanto antes la bomba, aunque por el momento no se dieron a conocer más detalles.

Entre tanto, la agencia de noticias Kyodo informó de que la presencia de yodo radiactivo en el agua potable en la capital de Japón bajó nuevamente a los valores permitidos para un bebé.

Aun así, ya casi no quedaban botellas de agua mineral en Tokio y el gobierno de la ciudad llamó a las plantas a que aumenten su producción.

En la ciudad de Fukushima, a 75 kilómetros de la central nuclear que quedó severamente dañada por el terremoto y tsunami del 11 de marzo, se registró un nivel de radiación de 5,43 microsieverts por hora, según informó la emisora NHK. En Minamisoma, a 30 kilómetros de la central nuclear se detectaron 1,42 microsieverts, mientras que en Iwaki, 50 kilómetros al sur de la planta de Fukishama, los valores ascendían a 1,68 mikrosieverts.

Por otro lado, la búsqueda de los miles de desaparecidos a causa del devastador tsunami continúa sien muy complicada, a pesar de que volvió abrirse al principal autovía que comunica con la región afectada.

El número oficial de muertos ronda actualmente los 9.700. Más de 16.500 continúan desaparecidos, informó el canal NHK citando a fuentes policiales. Más de 200.000 se alojan en la actualidad en refugios de emergencia. Continúan mientras tanto las réplicas. En la tarde de hoy (hora local) se produjo una de magnitud 6,1 en la escala de Richter.

Agencia DPA

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.