No reconocen a los acusados de robo y peligra la investigación

21 abr 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

Una rueda de reconocimiento dio por tierra las investigaciones sobre el robo a la inmobiliaria Máximo Cáceres, ocurrido el ocho de marzo pasado, donde tres personas se alzaron con 300.000 pesos en efectivo.

Tres de los empleados de la firma, víctimas del hecho, no reconocieron a los dos jóvenes detenidos e imputados.

La defensa oficial asegura que todo conduce al sobreseimiento de los sujetos.

“Acá, claramente la policía buscó a dos personas con antecedentes y los detuvo para sacarse la causa de encima”, manifestó el abogado Gustavo Barroso, quien asumió la defensa pública de Carlos Alberto Curimil (34) y a Maximiliano Escobar (25), el miércoles antes de la rueda de reconocimiento.

La audiencia de formulación de cargos se realizó el jueves 13 de abril pasado, donde el fiscal Maximiliano Breide Obeid acusó a los hombres de robo agravado por el uso de arma de fuego no apta para disparo en calidad de coautores.

La jueza Mara Suste dispuso en ese momento una semana de prisión preventiva para ambos y el mismo plazo para que se puedan realizar las diligencias correspondientes.

El miércoles en horas del mediodía se efectuó el proceso judicial para identificar a los imputados y los tres testigos del hecho, que son empleados de la inmobiliaria, no pudieron señalar a los dos sospechosos como sus agresores.

Incluso “señalaron a otras personas que participaron de la rueda”, indicó Barroso.

La cifra
300.000
pesos en efectivo se llevaron el 8 de marzo pasado de la inmobiliaria Máximo Cáceres de Neuquén.
Neuquén

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de ésta sección