Nuevo accidente brutal en una esquina peligrosa

Ocurrió durante la mañana de ayer. Dos automóviles que circulaban a gran velocidad se encontraron en la esquina de Avenida Olascoaga y Copahue. Uno de los ocupantes sufrió una fractura expuesta de su pierna.

31 dic 2016 - 09:35
Comparte esta noticia

El alcohol al volante y los excesos de velocidad se conjugaron en un brutal accidente de tránsito ocurrido en las primeras horas de la mañana de ayer, que no se convirtió en tragedia de milagro. Dos automóviles que circulaban a gran velocidad se chocaron en la esquina de Copahue y Avenida Olascoaga, uno de los conductores salió despedido, pero permanece fuera de peligro, y otros dos jóvenes resultaron heridos. El susto también alcanzó a una vecina, quien vio de cerca el siniestro y se salvó de ser embestida.

El siniestro se produjo entre un Volkswagen Gol modelo 94 color rojo y otro Gol más moderno de color negro. En el primero circulaban dos jóvenes de 23 años por la avenida con dirección al norte, algunos testigos del hecho indicaron que ese vehículo había circulando a gran velocidad por ese sector en otras oportunidades.

Al llegar a la esquina de Copahue la aceleración jugó una mala pasada y no les permitió eludir al segundo vehículo involucrado, que en ese momento estaba atravesando la bulevar de oeste a este.

La magnitud del impacto fue tan grande que con solo ver el estado en que quedaron los rodados se puede deducir la velocidad a la que viajaban los jóvenes que iban en el vehículo color rojo. Su automóvil salió despedido hacia la derecha y terminó destruido sobre la vereda, los dos ocupantes quedaron encerrados en el habitáculo y fueron extraídos por personal del SIEN, uno de ellos con una fractura expuesta en una pierna.

El Gol negro fue alcanzado a la altura de la rueda derecha delantera, que salió despedida con fuerza y quedó tirada a unos 30 metros del lugar del impacto. En tanto el automóvil dio un giro de 180 grados y terminó detenido sobre el pasto del bulevar. Su conductor, que no llevaba cinturón de seguridad, salió despedido por la ventana y quedó tendido en la calle.

En primera persona

Eran las 7:30 y lo único que escuchó Abel fue un estruendo, lo primero que se le pasó por la cabeza fue el bienestar de su esposa, que estaba en la vereda baldeando el piso. Al salir se encontró con un auto destrozado a metros de la puerta de su casa, por tercera vez se habían chocado contra el árbol que estaba ahí. Frente al lugar, en medio del bulevar de la avenida había un segundo vehículo con notables daños y un joven de 23 años tendido en la calle.

Su esposa estaba atravesando una crisis nerviosa ya que vio todo a unos pocos metros de distancia y se salvó porque ya había terminado su tarea.

Tal como refirieron los vecinos del barrio Belgrano, no es el primer choque que ocurre en la esquina de Copahue y Avenida Olascoaga. El propietario de un agencia de quiniela explicó que es la tercera vez que un automóvil termina sobre la vereda, la última ocasión el vehículo incluso estuvo a metros de entrar a su negocio y dejó marcados los ladrillos de la fachada.

En 22 de abril del 2015 también fue escenario de un grave accidente en el que tres personas resultaron embestidas.

En la esquina del siniestro se han registrado otros accidentes. Es por esta razón que los vecinos reclaman semáforos, allí y en otros puntos.
Neuquén
Últimas noticias de ésta sección