Taxistas neuquinos aprenderán artes marciales para defenderse

A partir de la semana próxima comenzarán a tomar clases de defensa personal gratuitas en la sede de la Asociación de Propietarios.

19 oct 2016 - 00:00
Comparte esta noticia

Preocupados por los hechos de inseguridad, los taxistas de Neuquén decidieron tomar medidas para resguardar su integridad y anticiparon que la próxima semana comenzarán a dar cursos de defensa personal gratuitas. Además, plantearon dudas sobre el funcionamiento del botón antipánico y dicen que la policía no recibe los pedidos de ayuda en el momento en que son emitidos por los choferes.

El miércoles pasado, un chofer que subió a un joven pasajero en la puerta del shopping de La Anónima fue tomado de rehén y obligado a viajar a punta de pistola hasta el barrio Toma Norte donde fue despojado de la recaudación del día. Antes de bajar, el asaltante le gatilló tres veces en la cabeza. El chofer dijo que activó el botón y nunca fue asistido.

El sábado a la madrugada fue el turno de otro taxista que padeció un hecho de inseguridad. Cecilio Cobos llevaba una pasajera alrededor de las 0:30 por calle Doctor Ramón y Quesada en el barrio Villa Ceferino. Al llegar a la esquina se topó con un grupo de 20 personas ingiriendo alcohol y al intentar pasar “salió un nene de atrás de un auto y se cruzó adelante del taxi, por suerte un hombre lo alcanzó a agarrar. Se armó un griterío y lo primero que hicieron fue romperme el parabrisas del auto y hasta me amenazaron con incendiarlo”, relató.

El taxista afirmó que también tocó el botón antipánico pero no que hubo respuestas. “Estuve 30 minutos tratando de tranquilizarlos y nadie vino”, dijo el chofer del transporte de pasajeros.

El hombre recriminó que “toqué el botón el sábado y recién al lunes al mediodía me llamaron desde el municipio para preguntarme si me había pasado algo”. En ese contexto sostuvo que “el GPS da resultados. Pero hoy por hoy el municipio no lo utiliza ni para controlar que las unidades estén funcionando, nos obligaron a hacer un gasto de 3.000 pesos para instalarlo y no tenemos comunicación con la policía”.

El presidente de la Asociación de Propietarios de Taxis, Darío Grassi, explicó que “acá el problema es que se piensa que el GPS es para seguridad y está mal, porque el GPS no va a prevenir que nos ataquen. Lo único que se puede hacer con el GPS es un control de las unidades, si están funcionando o no”.

Aclaró que el servicio que ofrecen las empresas de seguimiento satelital en Neuquén es limitado porque “funcionan con la misma red que los celulares, hay lugares donde el servicio no funciona porque no hay señal, entonces por más que uno lo active el sistema no va a emitir la alerta”.

Por otro lado, Grassi anticipó que a partir de la semana próxima comenzarán a dar clases de defensa personal gratuitas en las instalaciones de la Asociación de Propietarios de Taxis, en Sarmiento al 1.322.

¿Un gasto inútil?
$ 3.000
tuvieron que desembolsar los taxistas para la instalación en los autos del GPS, que sirve como instrumento de control.
“Yo toqué el botón el sábado y recién el lunes al mediodía me llamaron desde el Municipio para preguntarme si me había pasado algo”,
dijo uno de los taxistas víctimas de un hecho de inseguridad en Neuquén.
Neuquén