Caso Muñoz: citaron a la exnovia

Daniela Rodio estuvo en Bariloche ante el juez de la causa, Bernardo Campana, para una peritación genética relacionada con la investigación del homicidio del policía. Mientras, siguen los tironeos sobre la medida para saber si el cuerpo estuvo congelado.

19 mar 2017 - 23:35
Comparte esta noticia

Daniela Rodio, exnovia del policía asesinado Lucas Muñoz, estuvo unas horas en esta ciudad porque fue citada por el juez de la causa, Bernardo Campana, para una peritación genética relacionada con la investigación del homicidio.

Rodio explicó a “Río Negro” que la habían llamado “para hacer una peritación” en el Laboratorio Regional de Genética Forense de Bariloche. “Es una peritación por el pelo que encontraron en la ropa interior de Lucas”, explicó la joven, que aún sigue con custodia de Gendarmería.

Rodio concurrió el jueves al mediodía al Juzgado de Instrucción 2, a cargo de Campana, que funciona en el segundo piso del edificio de Tribunales de la calle John O´Connor al 20.

Estuvo acompañada por una empleada de Gendarmería y se trasladó en un móvil de esa fuerza federal.

Rodio no dio más detalles de la peritación genética. Pero se trata de un cotejo para determinar si el pelo hallado, que ya fue sometido a un estudio de ADN mitocondrial, corresponde a Rodio, que compartió las últimas horas con Muñoz antes de que desapareciera el 14 de julio pasado en esta ciudad.

Mientras, siguen los tironeos en relación a una peritación que Campana pidió para determinar si existe la posibilidad de que el cuerpo de Muñoz haya estado congelado mientras estuvo desaparecido.

El juez convocó a los peritos del cuerpo médico forense de la Corte Suprema, que analizaron los tejidos extraídos del cadáver de la víctima, junto a peritos de Gendarmería y el médico forense local Leonardo Saccomanno, que intervinieron en la autopsia, para evaluar la hipótesis del congelamiento.

Si se confirmara esa posibilidad, se descartaría la hipótesis del secuestro extorsivo de Muñoz, que ha sido una de las principales líneas de investigación para tratar de explicar el crimen del oficial ayudante de la Policía de Río Negro.

Campana sólo autorizó la intervención del fiscal Martín Govetto, en la peritación, informaron fuentes que conocen el expediente.

La abogada por la querella, Karina Chueri, solicitó al juez que permita un perito de parte, pero hasta el momento no tuvo respuesta.

Fuentes vinculadas con la querella opinaron ayer que es imposible que Muñoz haya estado congelado. Advirtieron que si eso hubiera ocurrido, los peritos de la Corte Suprema habrían hallado algún elemento en las muestras analizadas.

Por el contrario, recordaron que los peritos de la Corte Suprema establecieron que a Muñoz lo asesinaron, entre las 12 del 7 de agosto y las 12 del 8 de agosto pasado, de un tiro en la nuca.

El cadáver apareció dos días después, tirado en un descampado, en las afueras de Bariloche. Estaba vestido con su uniforme y tenía todas sus pertenencias. Los asesinos dejaron el cuerpo hasta con su arma reglamentaria y su celular.

Por el homicidio de Muñoz aún no hay ningún imputado.

Fuentes vinculadas con la querella opinaron ayer que es imposible que Muñoz haya estado congelado. Dijeron que los peritos de la Corte lo habrían descubierto.
Bariloche