Comienza el juicio por “Manzanas Blancas”

Está previsto para este martes en Buenos Aires.

La defensa de Temes Coto pidió una prórroga.

02 jul 2012 - 00:00
Comparte esta noticia

ALLEN (AA).- Si el tribunal no hace lugar a un pedido de postergación hecho por la defensa del empresario Valentín Temes Coto, mañana comenzará el juicio en Buenos Aires por la megacausa “Manzanas Blancas”.

El caso, que tuvo implicancias directas en nuestra región ya que desde Allen salieron las cargas de manzanas en las que se hallaron ocultos los más de 3.300 kilos de cocaína, tiene una característica única: es el mayor caso de contrabando de drogas registrado en la historia argentina.

La causa presenta una larga lista de imputados. Tres de ellos serían los principales eslabones de una cadena de relaciones que el Tribunal Oral en lo Penal Económico Nº 3 deberá analizar en el debate que, se estima, durará unos siete meses.

Uno es Valentín Temes Coto, de la familia supermercadista y titular de Frutol SRL, la exportadora con sede en Allen que enviaba por ultramar las cajas de manzanas en la que se camufló la droga. Temes Coto es un empresario de importante poder económico. Estuvo prófugo durante 10 meses hasta que en abril del año pasado se entregó y quedó detenido en Ezeiza, lugar en el que pasa sus días. Es pareja de una jueza de instrucción porteña, Gabriela Lanz, magistrada que se ofreció como garante para que él esperara el juicio en libertad.

Otro de los imputados es Claudio Maidana, secretario de Temes Coto. Era, según se pudo conocer, su mano derecha y quien habitualmente llegaba a nuestra región para supervisar el galpón de empaque y el frigorífico de Frutol en Allen. Maidana también estuvo prófugo.

El tercero en cuestión es el allense Nelson Hinricksen, “Chirola”, como todos los conocen en la ciudad. Era el apoderado de Frutol en la zona y se encargaba de empacar y enfriar la fruta que compraba la empresa de Temes Coto. Fue el primer detenido que tuvo la megacausa. Hace dos años y un mes que está en Devoto. Él fue el único que estuvo presente cuando en junio del 2010 se abrió, en la Aduana del puerto de Buenos Aires, el container que llevaba escondidos entre en las cajas de las manzanas los primeros 1.625 kilos de cocaína listos para viajar a España.

El allense dijo que su primera declaración ante la Justicia fue “digitada” por los abogados que Temes Coto había puesto a su disposición. Después se “despegó” de su exjefe, lo culpó de ser el responsable de su infortunio y se autocalificó como el “perejil” del caso.

El primer hallazgo de droga se produjo el 16 de junio de 2010. Eran 1.625 kilos escondidos en un container de manzanas de la marca “Brisa”. A partir del hecho, el juez federal Jorge Brugo investigó los envíos previos y se detectó un barco en Brasil con otros 1.724 kilos de cocaína.

En nuestro país, por el caso están también procesados pero en libertad tres empleados de la aduana de Villa Regina: Osvaldo Daniel Centeno, Gustavo Guillermo Alsogaray y Pablo Ariel Merse.

La defensa de Temes Coto pidió postergar el juicio porque cree que la prueba que se pidió para el debate no está totalmente producida. En España hay una causa paralela cuya información aún no llegó completa a los tribunales de Argentina.