Condenado por abusar de una nena, logró huir

Un expolicía bonaerense recibió cinco años de cárcel por violar a una amiga de su hija. No fue a la audiencia y está prófugo

16 sep 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

Un ex policía bonaerense fue condenado en un juicio oral en Morón a cinco años de prisión por el abuso sexual de una niña de cinco años, amiga de su hija, y el tribunal ordenó su inmediata detención, pero el efectivo no concurrió a la sala de audiencias para la lectura de la sentencia y permanecía prófugo, informaron fuentes policiales y judiciales.

La sentencia fue dictada ayer por el juez Marcos Lizza del Tribunal Oral en lo Criminal 5 de Morón, quien sentenció al ex policía Roberto Juan Aquilino (60) por el delito de “abuso sexual gravemente ultrajante con corrupción de menores calificado” en perjuicio de la niña.

Fuentes judiciales aseguraron a Télam que el ex policía llegó en libertad al debate oral y concurrió a todas las audiencias del juicio, pero en la última, el día de la lectura del veredicto, no asistió y el juez ordenó su inmediata detención. Cuando sus pares lo fueron a buscar a su casa, no lo encontraron.

Ante esa situación, el juez Lizza lo consideró en rebeldía y ordenó su captura nacional e internacional, aunque en las últimas horas aún continuaba prófugo. “Se realizaron algunos allanamientos en viviendas de familiares y conocidos del ex policía, pero no fue encontrado. Ahora se pidió su captura nacional e internacional ante el temor que haya podido escapar hacia Paraguay, ya que tiene familiares en ese país”, dijo un investigador.

Durante los alegatos del 8 de septiembre, el fiscal Gabriel Sotelo había solicitado al tribunal que se lo condenara a 10 años de prisión y que se ordenara su inmediata detención ante el temor de que pudiera fugarse, pero el juez no hizo lugar al reclamo.

En tanto, la familia de la víctima, representada por la abogada Natalia Silvina López, había pedido al juez que se condenara a Aquilino a la pena de 15 años de prisión y que se investigara la posibilidad de que hayan existido otros hechos similares con otras amiguitas de su hija, porque la niña así se lo manifestó a sus familiares. López dijo que apelará la sentencia porque “la prueba en su contra es contundente” y pidió que quienes conozcan de otros hechos de abuso lo denuncien, especialmente los vecinos de la localidad bonaerense de Agustín Ferrari, partido de Merlo, donde vivían el imputado y la víctima.

La madre de la niña abusada exigió la inmediata detención del condenado y dijo que en el debate se demostró la culpabilidad del ex policía, de quien dijo que “estuvo trabajando en la fuerza hasta unos meses atrás, aún sabiendo que tenía esta causa en su contra”.

Aquilino era un teniente de la Policía bonaerense que cumplía servicio en el depósito de autos de la Ceamse, en el partido de La Matanza, fue desafectado de la fuerza el pasado 16 de mayo y ya están iniciados los trámites para que sea exonerado.

Los hechos por los que fue condenado el ex policía comenzaron en 2008, cuando la niña tenía por entonces 5 años y concurría habitualmente a la casa del hombre a jugar con su hija, ya que eran amigas del jardín de infantes al que concurrían.

Hace tres años, la niña comenzó a contarle a sus padres los padecimientos que sufría cada vez que iba a la casa del ex policía y les dijo que no les había contado antes porque el hombre la amenazaba, por lo que éstos decidieron denunciar lo que ocurría ante la Justicia.

La familia de la víctima está segura de que hubo otras chicas afectadas. Y criticó que el agente siguiera en la fuerza hasta hace unos meses, con la causa iniciada.
Buenos Aires

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de ésta sección