Condenas de 3 a 7 años en el primer juicio por trata con una víctima como querellante

30 nov 2016 - 20:22
Comparte esta noticia

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Tierra del Fuego condenó esta tarde a penas de entre 3 y 7 años de prisión a los tres acusados de integrar una red de trata de personas en Ushuaia, durante el primer juicio del país donde una víctima de ese delito, Alika Kinán, querelló a sus captores.

La sentencia, leída a sala llena, también impuso un resarcimiento de 780.000 pesos para Kinán, que deberán pagar en forma solidaria los condenados y la Municipalidad de Ushuaia, que fue enjuiciada civilmente por haber facilitado a través de ordenanzas y falta de controles las condiciones para la explotación sexual de mujeres en la ciudad.

El fallo, dictado en mayoría por los jueces Ana María D´Allesio, Luis Giménez y Enrique Guanziroli, impuso una condena de 7 años de prisión y 70.000 pesos de multa para Pedro Montoya, propietario del local nocturno Sheik donde el 9 de octubre de 2012 rescataron a siete víctimas de trata, incluida Alika, quien es ahora una reconocida activista en favor de los derechos de género.

Montoya fue considerado “autor penalmente responsable” del delito de “trata de personas agravado por la pluralidad de víctimas, pero aunque la condena es de cumplimiento efectivo no será detenido mientras la sentencia no esté firme, indicaron fuentes judiciales.

El tribunal fueguino también condenó como “partícipes secundarios” del mismo ilícito a Claudia García, pareja de Montoya, y a Lucy Alberca Campos, una mujer peruana que estaba encargada del prostíbulo, y les impuso una pena de tres años de prisión en suspenso. García deberá pagar además una multa de 30.000 pesos.

Ambas condenadas tendrán que cumplir reglas de conducta como fijar residencia, someterse al cuidado de una institución penitenciaria y abstenerse de abusar de bebidas alcohólicas y de consumir estupefacientes.

Los magistrados dispusieron el decomiso del dinero secuestrado durante los operativos judiciales y del inmueble donde funcionaba el local “Sheik”, ubicado en el centro de la capital fueguina y a metros de un jardín de infantes.

Kinán, vestida de remera blanca y con el cabello recogido, se abrazó con varios de los integrantes de organizaciones sindicales y feministas que acudieron en su apoyo y se emocionó al dialogar con la prensa: “Ahora vamos por más condenas contra los proxenetas de todo el país”, afirmó.

El caso reunió en Ushuaia al titular de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex), Marcelo Colombo, y al fiscal general del distrito, Adrián García Lois, quienes habían solicitado condenas de entre 5 y 12 años de cárcel para los acusados.

En tanto, la querella estuvo representada por abogados del Programa de Asesoramiento y Patrocinio para Víctimas del Delito de Trata de Personas, que depende de la Defensoría General de la Nación.

El tribunal oral anunció que dará a conocer los fundamentos del fallo el próximo 7 de diciembre.

Últimas noticias de ésta sección