Investigan red de pornografía infantil en la zona

El pedido llegó desde Estados Unidos a la justicia rionegrina. Hubo allanamientos en Cipolletti. Secuestraron material.

28 oct 2015 - 00:00
Comparte esta noticia

CIPOLLETTI (AC).- El fiscal Marcelo Gómez confirmó que en Cipolletti existen cinco investigaciones que se iniciaron a raíz de la transmisión de imágenes pornográficas que involucran a menores de edad. En Estados Unidos funciona una organización conocida como Missing Kids que firmó convenios con las compañías de internet que ofrecen, en todo el mundo, servicios de correo electrónico y redes sociales. Ellos detectan la transferencia de “contenido prohibido” e informan, en este caso, a una fiscalía de Buenos Aires. En Cipolletti ya se realizaron cuatro allanamientos en los que secuestraron computadoras y artículos de electrónica, que ahora están siendo peritadas.

The National Center for Missing & Exploited Children (Missing Kids) se ocupa de los chicos buscados y sexualmente explotados y tiene vinculaciones con casi todos los Poderes Judiciales del mundo. Funciona a través de “reportes” con datos que le aportan las empresas de internet.

Hace varios meses, la Procuración General del Poder Judicial de Río Negro recibió varios oficios que provenían de una fiscalía de la ciudad de Buenos Aires, especializada en delitos informáticos. Esa documentación contenía las direcciones IP de varias computadoras. La sigla es una expresión compuesta por números separados por puntos que designan a un ordenador en Internet. Cada computadora tiene su propia dirección IP que es única, como si fuese su DNI. Esas IP correspondían a servidores de Cipolletti, Roca, Viedma y Bariloche.

El fiscal Gómez, al frente de la fiscalía temática de delitos contra las personas, tomó intervención en los casos de la Cuarta Circunscripción y ordenó cuatro allanamientos en esta ciudad. No se informaron detalles de esos procedimientos pero se supo que dos de los domicilios allanados corresponden a la jurisdicción de la céntrica Comisaría Cuarta, uno a la Comisaría 32º y el último a la Unidad 24º. En general, secuestraron computadoras y elementos de electrónica desde donde los controladores detectaron que se transmitieron imágenes de pornografía infantil. El fiscal aclaró que eso incluye sexo explícito y fotos de niños con sus partes íntimas en exposición.

El Código Penal, en su artículo 128, establece que “será reprimido con prisión de seis meses a cuatro años el que produjere, financiare, ofreciere, comerciare, publicare, facilitare, divulgare o distribuyere, por cualquier medio, toda representación de un menor de 18 años dedicado a actividades sexuales explícitas o toda representación de sus partes genitales con fines predominantemente sexuales, al igual que el que organizare espectáculos en vivo de representaciones sexuales explícitas en que participaren dichos menores”.

Los elementos secuestrados en Cipolletti fueron remitidos a la delegación de Informática Forense de la Procuración, en Viedma. “Los especialistas van a elaborar un informe sobre todo el contenido de esas computadoras y las imágenes que se pudieron haber transmitido desde esas IP”, explicó el fiscal. Aclaró, además, que se intentará determinar quiénes son los titulares de las cuentas que las distribuyeron.

VIDEO | El fiscal Gómez explica la labor