Luna, el prófugo de la justicia rionegrina, tenía “alta probabilidad” de matar

Lo aseguró un perito psiquiatra que declaró ayer en el juicio que se le hace por el femicidio de Micaela Ortega en Bahía.

12 oct 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

Un perito psiquiatra declaró ayer en el juicio que se le sigue a Jonathan Luna por el femicidio de la niña Micaela Ortega, cometido el año pasado en las afueras de Bahía Blanca, que el imputado tiene una personalidad con una “alta probabilidad de cometer un acto criminal” y que su conducta “antisocial” se basa en la “manipulación”, la “mentira” y el “desprecio” hacia los demás.

Enrique Gabriel Grimi, de la Asesoría Pericial Departamental bahiense, ayer declaró como testigo ante el tribunal que juzga a Luna, quien estaba prófugo de la justicia de Río Negro cuando cometió el femicidio de la joven.

En base a sus entrevistas con el acusado, el perito dijo que “demuestra un riesgo de personalidad con una alta probabilidad de cometer un acto criminal, demuestra rasgos psicopáticos respecto de la conducta antisocial que manifiesta basado en manipulación, mentira y desprecio a los demás”.

Según el perito, Luna (28) no padece ningún “trastorno mental” y “tiene capacidad para enfrentar el proceso penal”, por lo que lo consideró “imputable” y “sin problemas cognitivos”.

Grimi también detalló que el acusado tiene una psicopatía media de 25/26 en una escala de 40, y señaló que el propio Luna “interpretó el hecho para robarle supuestamente el celular a Micaela, él puede hacer una secuencia en el tiempo de lo que sucedió, como se contactó por Facebook, cómo se contactó con ella en la calle, hacía donde fueron y el tiempo que duró todo eso”.

Al ser consultado por el fiscal Rodolfo de Lucía, el perito dijo que en el caso de Luna “la planificación está intacta, al comentar cómo se ponía en contacto con las menores que él buscaba”.

“Su objetivo era contactarse con chicas y para empatizar con ellas decía que ponía un nombre y edad diferente, de esa manera no despertaba ninguna sospecha (...) Una vez que lograba entrar en confianza seguía el otro objetivo que era de que manera se iba a contactar en la calle y que es lo que iba a hacer”, relató el perito.

Grimi dijo que Luna le comentó sobre un hecho ocurrido tres o cuatro meses antes del crimen de Micaela (12) cuando se contactó por Facebook con una joven con la que se encontró en el barrio bahiense Villa Rosas con la intención de robarle el celular.

“Él (por Luna) refiere que la chica tiene una crisis asmática porque había perdido el paf para ponerse y eso es lo que hace que desista de la acción a pesar de que tenía la condición para hacerlo”, indicó y agregó que en esa oportunidad, como “la chica se asustó mucho”, Luna la acompañó a la parada de colectivos.

Dato
25/26
en una escala de 40, es la psicopatía media que tiene Jonathan Luna según el perito psiquiatra.
Bahía Blanca

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.