Juzgan a policías neuquinos por apremios ilegales

Son cinco los casos que llegaron hasta la etapa de formulación de cargos, aunque hay más hechos en investigación. En la mayoría de los casos hubo golpes a las víctimas en situaciones de indefensión e incluso disparos con balas de goma.

16 jul 2017 - 22:55
Comparte esta noticia

Por los pasillos judiciales son numerosos los casos que investigan hechos de violencia que involucran a efectivos de la policía provincial y, desde el año pasado hasta la fecha, cinco de ellos han llegado hasta la etapa de formulación de cargos por parte del Ministerio Público Fiscal o elevación a juicio. También hay 20 denuncias que están siendo investigadas.

El último juicio contra un policía concluyó el 3 de julio, día en que se declaró responsable penal a Luis Emanuel Laime por graves lesiones contra un hombre durante un operativo que se realizó el 17 de agosto de 2015, en límite entre las localidades de Neuquén y Plottier.

El hecho que le endilgaron ocurrió la noche del 17 de agosto de 2015 en una vivienda sobre la calle Río Colorado. Alrededor de las 3 de la madrugada, Domingo Garrido recibió varios proyectiles de bala de goma . Como consecuencia, sufrió lesiones en la cara, el tórax y perdió la visión del ojo derecho. En tanto su hijo sufrió excoriaciones en varias partes del cuerpo.

Laime fue declarado por un tribunal de jueces como autor de lesiones graves calificadas por abuso de la función policial contra Domingo Garrido, un delito que por el cual puede recibir una pena entre 3 y 10 años. Aun resta el juicio de cesura, que se realizará a mediados de agosto.

En abril, un cabo de la Comisaría Primera también llegó a juicio por el delito de severidad. Fue por un hecho ocurrido en marzo del 2016 en el cual se culpó a Marcos Payes de golpear a un detenido dentro de la comisaría por el cual el hombre resultó con un hematoma en el tórax.

Durante los primeros días de marzo de este año, la fiscalía también acusó a dos efectivos de la comisaría Primera, Jorge Britos y Juan Carlos Quinteros, de golpear a un joven durante un procedimiento de detención.

La teoría del caso expuso que los dos policía se excedieron en el uso de la fuerza pública y patearon al joven mientras estaba en el suelo, provocándoles hematomas y excoriaciones.

En febrero también fue declarado culpable un efectivo, pero por apremios ilegales ocurridos en el 14 de diciembre del 2015. Ese día Francisco Muñoz interceptó a dos jóvenes que iban en una moto, en la esquina de Perito Moreno y Chubut, luego los escoltó en compañía de otros efectivos hacia el final de la calle Linares, cerca del río Limay, obligando a la víctima a descender de la moto, luego Muñoz lo golpeó y se fue del lugar.

El caso más resonante ocurrió mediados del año pasado, allí un policía fue condenado por apremios ilegales contra un instructor de canotaje del club Santafesino de Neuquén, se trata del oficial principal Luis Matus, a quien primero se le atribuyeron torturas pero que como no pudieron ser probadas, la fiscalía y la defensa particular del efectivo llegaron a un acuerdo. Por ese motivo Matus fue condenado por apremios.

Otros 20 hechos en investigación
A las causas que fueron llevadas hasta instancias judiciales, podrían sumarse otros. Fuentes del ministerio público fiscal indicaron que la fiscalía de Actuación Genérica consta con unas 20 denuncias realizada en distintas localidades, que aún están en etapa de investigación. En el caso de apremios ilegales, las condenas van de uno a cinco años, por lo cual es probable que la ejecución de la misma no sea de cumplimiento efectivo.
Neuquén