Le dieron 15 años por un intento de femicidio, pero no contemplaron violencia de género

El Tribunal dio por comprobada la intención del acusado de matar a su pareja en Mencué, quien continuó con amenazas contra la joven durante su internación. Sin embargo, decidieron descartar el agravante por violencia de género.

13 nov 2017 - 15:52
Comparte esta noticia

La Justicia rionegrina condenó, esta mañana, a quince años de prisión a Luis Clemente Carous, a quien encontraron culpable de “tentativa de homicidio calificado por el vínculo, en concurso real, con amenazas y coacción” en Mencué. Sin embargo, no hubo lugar para incorporar la figura que agrava la pena por violencia de género.

De acuerdo a lo que se desprende de la información oficial, se acreditó que Carous intentó ahorcar a su pareja y luego la roció con alcohol, prendiéndola fuego y provocándole lesiones en el rostro, cuello, tórax y abdomen.

Debido a la gravedad de esas lesiones, la mujer debió ser trasladada al hospital Francisco López Lima, donde radicaron la denuncia penal al constatar que no se había tratado de un accidente doméstico con agua caliente, como relataba inicialmente el imputado.

Posteriormente, se validó que la víctima siguió sufriendo amenazas y coacción para que oculte la verdad sobre lo ocurrido ante los profesionales médicos y auxiliares de Salud, una vez hospitalizada.

Con estas pruebas, el tribunal a cargo de Fernando Sánchez Freytes, Laura Pérez y Julio Martínez Vivot dio por comprobado que había una intención de matar por parte del hombre, quien finalmente no pudo concretarlo.

Los jueces, además, valoraron como agravantes “el daño causado, el medio empleado en el delito contra la vida, las circunstancias de tiempo, lugar y modo en que acontecieron cada una de las conductas disvaliosas adjudicadas”, y la conducta del imputado después de cometer el ataque.

El hecho que se le imputó a Carous, de 27 años y quien permaneció detenido hasta el momento del juicio, sucedió en la localidad de Mencué durante la madrugada del 31 de diciembre de 2016, y del que resultó víctima su pareja, quien ahora tiene 22 años.

La violencia de género no fue contemplada

Si bien se comprobó el vínculo entre las partes, por parte del Tribunal no se aplicó el agravante por violencia de género en la condena, tal como lo había solicitado la Fiscalía en su alegato final.

La sentencia argumenta que “ese aspecto de la incriminación no había sido incluido por la parte acusadora en las instancias anteriores del proceso”, por lo que “el imputado quedaría sin posibilidad de defenderse material y técnicamente de esa porción de la acusación”.

Roca

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección