Mató a su esposa y no pueden juzgarlo

12 oct 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

Carlos Raúl Vázquez comprendía la criminalidad de sus acciones cuando asesinó de manera brutal a su pareja Evangelina Catalán. El crimen ocurrió entre la noche del 20 de octubre de 2014 y la mañana siguiente, en la precaria vivienda donde convivía la pareja, en el barrio San José de El Bolsón.

Tras el crimen, Vázquez experimentó una incapacidad sobreviniente, según los informes de los peritos del Poder Judicial que lo analizaron. Tanto la psiquiatra Verónica Martínez, como el médico forense Leonardo Saccomanno, concluyeron que Vázquez no está en condiciones de enfrentar un juicio por el trastorno mental que padece.

La situación del imputado por el delito de homicidio agravado por el vínculo y por femicidio no es nueva. El defensor particular Sebastián Arrondo informó ayer que Vázquez está desde finales de 2014 internado en el área de Salud Mental del hospital Ramón Carrillo de Bariloche, con custodia policial permanente.

Ayer, la fiscal Betiana Cendón pidió el sobreseimiento del imputado porque alegó que es inimputable por los trastornos mentales y advirtió que es notorio su deterioro con el paso del tiempo.

Recordó que a principios de abril pasado, la Cámara Criminal Primera había declarado la nulidad de todo el procedimiento desde la indagatoria del imputado tras escuchar a los peritos. Pero los jueces no dictaron el sobreseimiento. Enviaron la causa al entonces juez de Instrucción Marcos Burgos, que suspendió el trámite.

La causa quedó sin resolución y ayer Cendón pidió cerrar el proceso contra Vázquez. Tanto la defensa del imputado, el defensor de Menores e Incapaces Javier Ospital como el abogado por la querella, Víctor Hugo Massimino, estuvieron de acuerdo. Pero el juez de garantías Ricardo Calcagno no hizo lugar al pedido de sobreseimiento. Y resolvió ratificar la suspensión del procedimiento hasta que Vázquez se encuentre en condiciones mentales de enfrentar un juicio. Sostuvo que cuando mató a su pareja no tenía la incapacidad.

Al hombre se le atribuye haber asesinado a golpes con un elemento contundente a Catalán. La mujer sufrió graves traumatismos de cráneo y después le cortó el cuello con un arma blanca. El defensor anticipó que impugnará la resolución de Calcagno.

El imputado está internado en el área de Salud Mental del hospital de Bariloche desde el 2014. Se lo acusa de cortarle el cuello a su esposa.
Bariloche

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.