Hablamos mucho del ‘sexo problema’ y poco del ‘sexo bienestar’

La salud sexual es un derecho humano y por eso tener un día en el calendario puede ser una buena oportunidad para reflexionar sobre el tema. Es la propuesta del doctor Mario Mass.

04 sep 2010 - 00:00
Comparte esta noticia

Estamos acostumbrados a hablar mucho del sexo problema y poco del sexo bienestar. La salud sexual es un derecho humano, y desde esta perspectiva, debemos atrever a pensarnos como seres que tienen derecho a gozar, a interactuar desde su libertad e individualidad, a optar, como también a amar.

Tener un día en el calendario puede ser una excelente iniciativa, que esta vez corrió por cuenta de la Organización Mundial de Sexología (según su sigla en inglés, WAS). Una manera de recordar que ese día puede ser una buena oportunidad .para reflexionar sobre una temática determinada, que en este caso es nuestra salud sexual.

Pero ¿a qué nos referimos cuando hablamos sobre salud sexual?

No es algo registrado desde la terminología “salud”, pero si desde lo que remite al término “sexual”....ya que éste forma parte del telón del escenario que se mueve nuestra sociedad. De acuerdo a la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la Organización Mundial de la Salud (OMS), en asociación con la Organización Mundial de Sexología (WAS) el concepto remite a varias cosas. Veamos su definición: “La salud sexual es la experiencia de un proceso progresivo de bienestar físico, psicológico y sociocultural relacionado con la sexualidad.”

Vamos por partes: El sexo se refiere a las diferencias biológicas entre varón y hembra. La sexualidad, en cambio, se refiere a cómo se viven y cuáles son las conductas y las maneras en que se realizan las prácticas sexuales, la seducción, los deseos y placeres eróticos, siempre influidos por las pautas y reglas sociales que impone cada cultura.

La sexualidad está compuesta por

· La reproductividad: Detalla tanto a la capacidad humana de procrear individuos, así como las construcciones mentales que se estructuran en relación a esta área. No se limita al evento de la reproducción biológica, sino que incluye todo el acompañamiento en la formación y desarrollo bio-psico-social de los hijos. Incluye también la educación al interior de la familia.Incluye los sentimientos y actitudes de maternidad y paternidad,

· Género: Es la suma de valores, actitudes, papeles, prácticas o características culturales basadas en el sexo . .A partir de las diferencias corporales que nos hacen hombres o mujeres, las vivencias personales y la interacción con los demás van conformando un auto concepto y una concepción del mundo usualmente diferente en función del sexo a que se pertenece .La construcción social asigna papeles y responsabilidades específicas a los hombres y mujeres. Los conceptos de lo masculino y lo femenino se estructuran en el plano simbólico. En función de estos significados se da un trato diferente a hombres y mujeres y se tienen expectativas de su manera de comportarse, pensar, vestirse y vivir

· Erotismo: es la capacidad de sentir placer a través de la respuesta sexual, es decir a través del deseo sexual, la excitación sexual y el orgasmo.

Tiene una parte comporta mental; la actividad sexual y las relaciones sexuales; una parte fenomenológicas, que es el placer, la atracción y las preferencias; dando lugar a una amplia diversidad de maneras de vivirlo. Existe también una parte social, que incluye la asimilación de una normatividad, valores y mentalidades que determinan la vivencia y significación del erotismo.

· Vinculo Afectivo: Una forma de relación., una conexión con el otro. .Es la capacidad de desarrollar y establecer relaciones interpersonales significativas..

Un elemento esencial es la vivencia subjetiva, como el amor, el enamoramiento, etc. A través del desarrollo social y de la interacción con las personas más cercanas, cada individuo va adquiriendo patrones de vinculación o formas de entrar en relaciones sexo-afectivas.

Éstas características interactúan entre sí y con otros sistemas en todos los niveles del conocimiento, en particular en los niveles biológico,(es decir el sexo) psicológico (sentirse o pensarse hombre o mujer)y social. (comportamiento que establece la sociedad para cada sexo).

El sexo nos invade en nuestro diario vivir. Está permanentemente en los medios de comunicación, es moneda corriente en las compañías publicitarias que apelan a él para vendernos desde un analgésico hasta el automóvil último modelo...alentando la actividad sexual(sociedad coital)...mucho impulso en el tema y poca reflexión.

Lo cierto es que nos comunicamos con la temática a través del sexo problema: embarazo no planificado, violencia sexual, enfermedades de trasmisión sexual y poco hablamos del sexo bienestar, de los beneficios del sexo, de la comunicación sexual, sensualidad, del placer, del amor...Ponemos nuestra mirada en las sombras de las temática...Poco hablamos de las luces....creo que es el momento de ponerle un faro en el tema, cuya lámpara séan los derechos sexuales... Estos incluyen: El derecho a la libertad sexual; a la autonomía, integridad y seguridad sexuales del cuerpo; el derecho a la privacidad sexual, a la equidad sexual, al placer sexual, ya la expresión sexual emocional. También contempla el derecho a la libre asociación sexual, a la toma de decisiones reproductivas, libres y responsables; el derecho a información basada en el conocimiento científico y en términos generales, a la educación sexual integral y a la atención de la salud sexual.

Así, desde una concepción ampliada, podemos decir que la salud sexual forma parte de nuestra salud, aunque no siempre sea tenida en cuenta. Según la OMS, el conjunto de los aspectos somáticos, emocionales, intelectuales y sociales del ser humano en proporciones equilibradas, realzan la personalidad, la comunicación, el amor y los aspectos más positivos de la persona. Es por esta razón que la sexualidad es tan importante para el desarrollo de todos estos aspectos y su influencia en la salud general de la personas es decisiva.

Conocer y hacer cumplir nuestros derechos puede ser el primer paso en el camino a disfrutar de una buena salud sexual En la medida que estos Derechos sean reconocidos, ejercidos y respetados, tendremos sociedades más sanas sexualmente.

Y este 4 de septiembre puede ser el primer día para hacer y hacernos recordar la temática.

Dr. Mario Mas