Declaró la empleada del hotel alojamiento donde encontraron a dos niños

Ratificó que vio al hombre de 29 años tocando al bebé de 10 meses. Seguirá detenido por “abuso sexual gravemente ultrajante”

21 abr 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

La empleada del hotel alojamiento de Patagones ratificó que vio al adulto tocar impunemente la cola del bebé mientras estaban en la habitación. Este contundente testimonio complicaría la situación procesal del hombre de 29 años detenido bajo la imputación de “abuso sexual gravemente ultrajante”.

Al declarar ante el fiscal, Mauricio del Cero de Bahía Blanca, la testigo relató lo ocurrido en la noche del jueves 13 de este mes en los mismos términos que lo hizo al denunciar ante la Policía la presencia de las criaturas en el hotel alojamiento. La madre de los niños de 25 años y la pareja de ella llegaron hasta allí en un taxi, tomaron una habitación y fueron detenidos, luego que la empleada denunciara no sólo la presencia de los niños allí sino que el hombre practicaba manoseos al bebé de apenas 10 meses.

En sede judicial la testigo habría sumado otros datos como la cantidad de cervezas que consumió la pareja y un notable olor a marihuana en la habitación. Tal como trascendió luego de las detenciones, la empleada del hotel relató al fiscal que el llanto de un bebé la alertó sobre esta presencia y la llevó hasta la habitación que la pareja de adultos había ocupado.

Más allá de corroborar que las criaturas se encontraban allí la empleada denunció haber visto los tocamientos padecidos por el bebé que fueron negados por la pareja al momento de ser indagados por el fiscal.

Te puede interesar: Para el fiscal, la pareja fue al hotel a tener sexo delante de los niños

Los detalles significativos agregados en su testimonio por la testigo no cambian el eje de la causa pero si permiten sostener la acusación del fiscal de “abuso sexual gravemente ultrajante” que continúa con la investigación. Las expectativas están puestas ahora en la decisión de la jueza interviniente de Bahía Blanca, Susana Calcinelli, quien mantuvo la detención de la pareja pero modificó la imputación elevada por el fiscal. La magistrada evaluó que el delito en el que se incurrió en este hecho investigado fue una “tentativa de abuso sexual”.

Tanto la madre de la nena de dos añitos y el bebé de 10 meses como el hombre que ingresó con ellos al hotel alojamiento siguen detenidos.

Además las criaturas continúan bajo el resguardo del área social de Niñez y Adolescencia del municipio de Patagones hasta que la Justicia así lo disponga.

Según se ha informado desde ese organismo municipal los niños se encuentran contenidos y en buen estado de salud. No obstante, hasta el momento no ha trascendido el resultado de los informes médicos que el fiscal ordenó practicar apenas los niños fueron retirados del hotel alojamiento para determinar clínicamente la salud física de las dos criaturas.

DeViedma