Buenas expectativas para el 2018

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) consultó a un conjunto aproximado de 100 grandes empresas constructoras de todo el país, el sector público y privado y mostraron grandes expectativas para el primer trimestre del año.

04 ene 2018 - 00:00
Comparte esta noticia

La industria constructora tuvo un 2017 de menor a mayor, sufrió un arranque lento, pero después de los primeros tres meses el mecanismo se aceitó y los engranajes comenzaron a girar.

Distintos sectores referentes de la industria fueron demostrando como mes a mes los números se incrementaban. Los informes mensuales del Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (Ieric), mostraron el buen presente laboral, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) indicó que en el 2017 se entregaron 44.680 millones de pesos en créditos UVA para viviendas, y los porcentajes de consumo de materiales de la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland (AFCP) reflejaron el gran nivel del sector.

Para el período entre diciembre de 2017 y febrero de 2018 grandes empresas que se dedican tanto a realizar obras privadas como públicas, mostraron expectativas favorables con respecto al nivel de actividad esperado y en general prevén cambios en el nivel de actividad y se inclinan hacia la suba. Según una encuesta cualitativa de la construcción realizada por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), a un conjunto de aproximadamente 100 grandes empresas constructoras de todo el país.

Los resultados están discriminados entre empresas enfocadas en obras privadas y empresas concentradas en obra pública.

El 35,3% de las empresas que realizan obras privadas prevé que el nivel de actividad del sector aumentará durante los próximos tres meses, mientras que el 58.8% estimó que no cambiará y 5.9% que disminuirá.

En sintonía las empresas dedicadas fundamentalmente a la obra pública, 42,2% opinó que la actividad aumentará, 46,9% estimó que no cambiará y 10,9% cree que disminuirá.

En ambos casos con porcentajes superiores al 30%, quienes estimaron una suba, le atribuyeron principalmente a los nuevos planes de obras públicas, al crecimiento de la actividad económica, a la disponibilidad de créditos para la compra de inmuebles y a la disponibilidad de créditos para la construcción, entre otras razones.

Con respecto al tipo de obras que se realizarán en los próximos tres meses, las empresas que se dedican principalmente a las obras privadas, señalaron que el 24,3% serán viviendas, 14,7% obras viales y pavimentación, 11,6% en infraestructura de gas, 10,2% otras obras de arquitectura y 9,8% en montajes industriales, entre otras.

Y para las empresas enfocadas en el otro sector, indicaron el 48,6% en construcción de obras viales y de pavimentación y 19,2% para viviendas, entre otras. Con relación a la variación estimada para los próximos tres meses de la cantidad de personal ocupado, permanente y contratado, para las empresas de obras privadas, más del 82% prevé que no habrá cambios. En caso de los empresarios de obras públicas, el 56,2% estimó que no variará la cantidad de personal y 31,3% cree que aumentará.

Las políticas destinadas a los créditos de la construcción fueron las apuntadas por los dos sectores, como las principales responsables de incentivar al sector. Por detrás le siguen la estabilidad de los precios, las cargas fiscales y el mercado laboral, entre otras.

En relación a la proyección a nivel regional del primer trimestre del año, el Presidente de Colegio de Arquitectos de Neuquén, Arquitecto. Diego López de Murillas expresó que “enero y febrero es bastante difícil evaluarlos porque son meses que generalmente están bastante parados en materia de presentación de proyectos. Pero otra cosa son las construcciones que se están llevando a cabo, hay muchos de que se están construyendo que son proyectos que se han presentado hace 4 o 5 meses atrás”.

Para el arquitecto, “Indudablemente” el 2017 fue mejor que el 2016, porque se reactivó toda la parte de créditos. Y el año pasado empezaron a aparecer nuevamente muchas de obras por créditos. Pero principalmente en Neuquén la tendencia fue hacia arriba en el 2017, porque en relación a los tres años anteriores la situación venía “planchada”. Por lo que con un pequeño empujón la industria constructora iba a mostrar alteraciones.

Sin embargo para Murillas el 2018 va a ser bueno, “el gobierno nacional tiene que mover la obra pública, son los dos últimos años de gestión, y siempre todos los gobiernos en este tramo mueven mucho más la obra pública para movilizar todo y generar esa bonanza económica en la sociedad”.

Además explicó que dentro de la construcción hay dos grandes móviles que intervienen, uno es la presión que existe por parte de la sociedad por la demanda de viviendas. “Que el estado lo intenta resolver rápido para evitar el crecimiento de la ciudad informal, como es el caso de las tomas”.

Y el otro es ante el retroceso de otras áreas de la economía, “el refugio de la constricción para los grandes capitales siempre ha sido muy bueno. Si bien la construcción no es la que más dividendos da para los grandes capitales, es una inversión segura”, agregó el presidente del Colegio de Arquitectos de Neuquén. Y concluyó que “ante el retroceso de otros tipos de áreas o de captar capitales, se refugiaron mucho en la construcción, y creo que en el 2018 algo de eso también va a pasar. Y si sumamos los otros indicadores, la tendencia debería seguir siendo para arriba”.

“La verdad que la construcción está funcionando. 12 millones de dólares quincenales reparte la construcción en la ciudad de Neuquén”,
dijo el titular del Colegio de Arquitectos de Neuquén, Diego López de Murillas.
Datos
$ 44.680
millones de pesos es el valor entregado por el Banco de la República Argentina en créditos UVA para viviendas.
u$s 12
millones de dólares quincenales reparte la construcción en Neuquén.
Matias del pozzi