Hipotecarios UVA, el éxito del año

El sistema ideado por el BCRA y lanzado a principios del 2016 permite tasas más bajas y una mejor relación cuota/ingreso. Este año, el sistema se extendió también para los créditos al consumo. En el 2017 se entregaron en total $ 70.000 millones.

31 dic 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

Muchas son las noticias económicas por las que será recordado el 2017. La reforma laboral y previsional, sin dudas. Tal vez el atraso cambiario. Por ser el año en que el producto volvió a crecer. Por el exhorbitante crecimiento de la deuda externa. O tal vez por la buena performance de la construcción a lo largo de todo el año.

Precisamente con este último dato, se relaciona una de las noticias más importantes del año en materia económica: el rotundo éxito de los créditos atados a la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA) en el mercado financiero.

La herramienta lanzada en abril de 2016 por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) bajo la conducción de Federico Sturzenegger, logró un crecimiento explosivo a lo largo del año, al calor de una demanda ávida de recursos para la solución de uno de los flagelos más duros que atraviesa gran parte de la sociedad, la crisis habitacional.

A fines de agosto, el titular de la entidad monetaria participó de un congreso nacional de desarrolladores inmobiliarios. Allí expresó que su objetivo al finalizar el 2017, era haber entregado $ 50.000 millones en créditos hipotecarios UVA.

Los datos que ofrece el propio BCRA, indican que el objetivo se cumplió. Hasta el mes de noviembre se habían entregado $ 42.788 millones, y se estima que en diciembre se entregaron otros $ 7.000 millones. La explosión de la demanda de hipotecarios UVA se observa mejor al comparar los $ 50.000 millones entregados este año, con los $ 2.096 millones otorgados en 2016.

Pero si bien los hipotecarios son la vedette del nuevo sistema, los créditos UVA no se terminan solamente el la financiación de la vivienda. Por el contrario, el sistema debutó este año para crédito al consumo, y la performance también fue formidable. Por esta vía, se otorgaron otros $ 22.000 millones de créditos personales UVA, que sirvieron para respaldar operaciones de consumo o compras de automóviles.

“Cuando la inflación era 20% y la tasa de interés el 25%, significaba que el primer año de crédito había que pagar un cuarto de la casa. ¿Qué sueldo puede aguantar una cuota que requiere pagar un cuarto de la casa en un año?” expresó en aquella oportunidad Sturzenegger ante los principales operadores del mercado inmobiliario nacional. En efecto, una de las patas que sirve de fundamento al éxito del esquema de crédito UVA, es la tasa de interés, la cual opera entre el 5% y el 7%. Esa es la llave que abre la puerta del acceso al crédito a miles de familias que hasta el año pasado no lograban calificar. Las tasas bajas permiten una relación cuota/ingreso mucho más favorable, permitiendo el acceso a un monto de crédito mucho mayor con una cuota mucho más baja que en el sistema tradicional.

Mientras tanto, el repago de los créditos queda garantizado por la evolución de la UVA, atada al nivel general de precios.

En efecto, la UVA tenía un valor de $17,26 el primer día del año 2017, mientras que el último día de diciembre registraba un precio de $21,09. El incremento en el precio del crédito (lo que incluye el capital) para quienes tomaron este año un hipotecario UVA , fue del 22,19%.

Créditos UVA
Datos clave
La Unidad de Valor Adquisitivo (UVA), expresa la evolución de los precios. En 2017 la cotización creció un 22,2%.
Las tasas de los hipotecarios UVA oscilan entre el 5% y el 7%. Ello permite una mejor relación cuota/ingreso, y el acceso a mayores montos de crédito.
Durante el año 2017 se entregaron hipotecarios UVA por $50.000 millones.
“La inflación está bajando sin apelar a los falsos atajos del pasado: sin recurrir al atraso de tarifas, con tipo de cambio y precios libres”.
Federico Sturzenegger,
presidente del
Banco Central
Corresponsalía Cipolletti
Últimas noticias de esta sección