Con críticas a la dependencia petrolera se aprobó el presupuesto

23 a 11 fue el resultado de la votación del cálculo de recursos de la provincia para el año próximo. La sesión continuaba después de la madrugada de hoy.

01 dic 2016 - 00:00
Comparte esta noticia

El Movimiento Popular Neuquino volvió a echar mano de su alianza con el macrismo local para aprobar anoche el presupuesto 2017, que contempla gastos por 51.076 millones de pesos. Cerca de las 22 se aprobó en general con 23 votos positivos y 11 negativos y, al cierre de esta edición, se aguardaba su tratamiento en particular en una sesión de madrugada.

Los bloques que acompañaron la propuesta del gobernador Omar Gutiérrez fueron las tres colectoras aliadas, el Pro, Nuevo Compromiso Neuquino, la UCR, y el Frente Renovador. El justicialista Javier Bertoldi también fue de la partida, a contramano de su bancada.

La oposición cuestionó los niveles de endeudamiento, la dependencia de las regalías petroleras, el sobreestimado precio del barril y el 64% de los gastos corrientes que se llevará el pago de salarios. “Este presupuesto es una expresión de deseo y, a la vez, una demostración de la realidad financiera de una provincia con grandes dificultades”, resumió Raúl Podestá (NE-FG). Criticó el nivel de endeudamiento como “insostenible” y coincidió con su par Mariano Mansilla (UNE-FPN), al plantear que el Estado “está quebrado” y requiere una reconversión productiva.

“¿Cómo puede una provincia con tanta riqueza estar discutiendo un presupuesto de miseria como este?”, cuestionó Raúl Godoy (PTS-FIT), quien alertó que, al no contemplarse aumentos salariales para el año que viene, “se está aprobando un presupuesto mentiroso”. El proyecto oficial contempla una inflación del 17% para 2017, pero no traslada esa suba a los sueldos estatales. Guillermo Carnaghi (FpV) estimó que, si se aplica un aumento de ese porcentaje, el gasto salarial deberá crecer en 5.600 millones de pesos.

El miembro informante Mario Pilatti (MPN) desestimó los diagnósticos de la oposición y planteó que “la provincia no se merece este ambiente de catástrofe que se pretende crear”. “Este año no se prevé aumentar el endeudamiento, el que se va a tomar es muy parecido a la amortización de deuda, con lo cual quedaría estable. No hay situación crítica si se compara el stock de deuda con el stock de recursos, que está creciendo de manera muy importante”, defendió.

Los diputados del macrismo que dieron su voto argumentaron la voluntad de darle al Ejecutivo “una herramienta” de gobierno, pero también hicieron críticas. Oscar Smoljan (UCR) criticó con dureza el 0,5% que se destinará a Cultura. “Es un porcentaje inexistente. Aparece como una prioridad declamativa en los discursos, pero en los números es de una fragilidad increíble”, dijo. Puso como ejemplo que el Fondo Editorial recibirá 40.000 pesos para todo el año.

En el tratamiento en particular, varios diputados esperaban introducir modificaciones. También se aprobaron los presupuestos del Poder Legislativo y del Judicial, además de la nueva ley impositiva y código fiscal.

Las tres variables
de la polémica
Barril criollo. La estimación de su precio en 63 dólares, 10 más que el previsto por YPF, levantó críticas. El FpV calculó que la diferencia en los ingresos será de 900 millones.
Endeudamiento. La oposición lo calificó como “insostenible” y advirtió que el Estado provincial está “quebrado”. Según el cálculo oficial, la deuda ascenderá a 5.602 millones de pesos.
Masa salarial. Se cuestionó el ingreso de nuevos empleados a la planta estatal, pero también que no se hayan contemplado aumentos de sueldo.
Se aprobó la reforma impositiva que aumenta los mínimos para pagar Ingresos Brutos. Se propuso eximir de sellos a los contratos de alquiler.
Neuquén