“Déficit o ajuste”, la lógica oficialista para aprobar el Presupuesto 2017

Una mayoría de 31 votos, contra 15 del FpV, terminó sancionando el proyecto del gobierno, que prevé emisiones de 5.150 millones para postergar pagos.

01 dic 2016 - 00:00
Comparte esta noticia

El oficialismo justificó la deuda y el déficit para sostener servicios y obras. La oposición enfatizó en el peligro del fuerte endeudamiento. Esos enfoques caracterizaron la aprobación del presupuesto de ayer, cuyo debate se extendió por casi siete horas.

El proyecto logró 31 votos favorables, 26 del bloque oficialista y cinco de la oposición (la radical Soraya Yahuar, Jorge Ocampos y Daniela Agostino del Frente Progresista, y los justicialistas Ariel Rivero y María Maldonado). Los 15 votos negativos fueron del FpV.

La discusión incluyó a 23 oradores. La bancada de JSRN priorizó la caída de recursos nacionales, la opción del “déficit sobre el ajuste”, o el camino de la “deuda” para mantener obras públicas. El FpV alertó por el endeudamiento, de “corto plazo y costoso”.

El instrumento aprobado prevé emisiones para postergar pagos
–deudas de corto plazo– por 5.150 millones, repartidos en 4.000 millones en letras del Tesoro, 750 millones de descubiertos en el banco Patagonia y 450 millones en cheques diferidos.

Rodolfo Cufré abrió la exposición oficialista, calificando la deuda como “prudente” y el déficit como una necesidad para “preservar el bienestar de los rionegrinos”. En cambio, Nicolás Rochas marcó el camino de un discurso crítico del FpV, asegurando que el endeudamiento alarma. Cuestionó la emisión de letras por sus “intereses altísimos”. Afirmó que el proyecto del presupuesto “miente”, “repite promesas incumplidas” y “no tiene rigurosidad”.

Se expresaron posturas intermedias, que fueron los cinco votos opositores de apoyo en general. Yahuar criticó la falta de ejecución, entre ellos, del Ente de la Línea Sur, pero expresó que no pondría “palos en la rueda”. Ocampos se alarmó por el “endeudamiento feroz” y reiteró sus observaciones por las subejecuciones aunque concluyó que “no se puede dejar al Ejecutivo sin esta herramienta de gobierno”.

Saliéndose de la posición del bloque del FpV, Rivero y Maldonado dijeron ajustarse al pedido de sus intendentes para que acompañen el presupuesto, considerando las obras y fondos para esas localidades. El primero dijo priorizar ese mandato, diferenciándolos del intendente que “cacarea acá, pero logra beneficios en Nación”, en evidente referencia a Martín Soria.

El resto se dividió entre posturas oficiales y críticas. El FpV alineó a Mario Sabatella, Carina Pita, Alejandro Ramos Mejia, Luis Albreiu, Jorge Vallaza, Marcelo Mango, Javier Iud, Raul Martínez, con el cierre del presidente Alejandro Marinao. Con mayor o menor énfasis, todos plantearon los riesgos por los endeudamientos, y los bajos niveles de ejecución. Mango encuadró este presente en la política nacional, afirmando que el gobierno provincial aplica “ajuste aunque no quieren”.

Alejandro Palmieri, como presidente del bloque, cerró aunque la defensa oficial se integró con Miguel Vidal, Alfredo Martín, Marta Milesi, Norma Coronel, Silvina Larralde, Adrián Casadei y Arabela Carreras. Palmieri destacó que el endeudamiento es la única opción frente a la caída de los recursos nacionales. Afirmó que “no es una cuestión ideológica” y entendió que la oposición asumía una posición “demagógica”, respondiendo a “órdenes e intereses mezquinos”.

“Vamos a poner a las familias rionegrinas por encima de la política, planteando la realidad de frente y sin tapujos, sin demagogia”.
Rodolfo Cufré, miembro informante del bloque oficialista Juntos.
“Voy a responder a lo que digan los intendentes. Son los que tienen el poder político y territorial del FpV y los que gobiernan”.
Ariel Rivero, legislador que aprobó en general pero criticó el endeudamiento.
Viedma
Últimas noticias de ésta sección