El dólar y Vaca Muerta hicieron cuesta arriba el primer semestre

“Neuquén no está quebrada”, aseguró el ministro de Economía. Se mostró confiado en recuperar el terreno perdido en la segunda mitad del año.

Apuntó a los acuerdos petroleros que todavía no mostraron los resultados esperados. Descartó un debate por la coparticipación con el actual contexto.

14 jul 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

“Neuquén no está quebrada”, asegura el ministro de Economía, Norberto Bruno. Hace cuatro cuentas en el aire y concluye que, en los próximos dos o tres años, ingresarán nuevas regalías gasíferas por 8.000 millones de pesos a la provincia. Está convencido de que, en poco tiempo, la producción de Vaca Muerta servirá para suplantar la importación de gas del país, pero advierte que este semestre los recursos no fueron los esperados. En diálogo con “Río Negro”, reconoció las dificultades económicas que afrontan los municipios, pero consideró que un debate por la coparticipación no podrá darse sino hasta que el país recupere el crecimiento.

P- ¿Cómo ha transitado la provincia el primer semestre?

R- Ha habido muy buenos acuerdos con expectativas a futuro, pero todavía no han impactado fuertemente. La producción de gas está en valores equivalentes a la que tuvimos el año pasado y la de petróleo, levemente por debajo, un 1%. Nos generó preocupación en la parte de recursos el retraso que hubo en el tipo de cambio. Hemos tenido un pequeño desfasaje. Vamos a ver si este segundo semestre podemos equiparar esa pérdida.

P- Si el dólar termina más alto de lo estimado, ¿sería mejor?

R- La realidad es que con la estructura de gastos e ingresos que tenemos, impacta más positivamente el incremento del dólar que la disminución del tipo de cambio. Obviamente, todo en su justa medida, porque si el dólar aumenta mucho puede generar una estampida de precios y un incremento de la inflación. Estamos en una economía que defino como delicada, en donde cualquier variable que se desacomode muy fuertemente genera impacto en otras.

P- Otra vez la provincia tuvo que auxiliar a municipios para pagar aguinaldos. ¿Hay mala administración o se reparte poco?

R- Hemos ayudado con créditos en la mayoría de los casos. A veces, cuando tenés que pagar aguinaldos hay que tener toda la plata junta y por ahí no la tenés porque estás pagando todavía la ayuda del año pasado. Estamos trabajando con muchos de ellos para ver sus cuentas y ayudarlos a mejorar su recaudación.

P- Hay dos excepciones: Neuquén y Cutral Co.

R- Sí, tienen una situación de coparticipación mucho mejor, gran parte del comercio y los ingresos por tasa comercial entran muy bien. En el caso de Cutral Co, tiene el yacimiento El Mangrullo que le genera muchos ingresos especiales.

P- ¿No ve una discusión en el corto plazo de la coparticipación?

R- Es una decisión mucho más política de lo que pueda resolver yo. Desde el punto de vista económico, creo que debería estar todo encadenado. Es difícil plantear una discusión desde lo local cuando no hay nada para repartir desde lo general. Cualquier reforma fiscal es para plantearla cuando uno está creciendo. En un contexto de estancamiento o ajuste, cada uno va a pensar en lo de uno y considerar ‘me van a sacar lo que tengo’.

El funcionario indicó
que revisan las cuentas de los municipios que solicitaron dinero
para afrontar la cancelación del medio aguinaldo.
En números
$ 6.074
millones fue la recaudación propia del primer semestre. Este ítem fue el principal ingreso de la Provincia (36%).
$ 27.000
millones es la deuda pública que tiene la Provincia. Significa un 16% del Producto Bruto Geográfico (PGB).

Por este año, Neuquén ya utilizó el cupo de endeudamiento autorizado por el Poder Legislativo, pero el ministro Norberto Bruno adelantó que podría haber nuevas emisiones en 2018. El stock de deuda pública asciende a 27.000 millones de pesos, lo que representa un 16% de su Producto Bruto Geográfico (PGB).

“A veces se critica a la provincia. ‘Está quebrada’, dicen algunos. En conceptos económicos, vos generás una quiebra cuando el ingreso futuro que tenés de ese negocio no puede pagar las deudas del presente. Neuquén para nada tiene eso. Con estos proyectos que se están firmando en el corto plazo, calculo que en los próximos dos o tres años, Neuquén podría suplantar tranquilamente la importación de gas que tiene la Argentina”, evaluó el funcionario. Estimó que, reemplazando un 75% de la importación actual (3.750 millones de dólares) ingresarían en concepto de regalías unos 450 millones de dólares a la provincia. “Multiplicados por el tipo de cambio hoy, estás en 8.000 millones de pesos. Realmente, la potencialidad de generar recursos es muy grande”, concluyó.

Dijo que el problema de Neuquén fue que tuvo que endeudarse “como pudo y no como quiso”, aunque la última colocación en el mercado externo mejoró las condiciones.

Neuquén

Últimas noticias de ésta sección