El nacimiento del piquete en la Argentina de los 90

Una protesta que germinó tras los despidos en YPF y Gas del Estado.

23 jun 2013 - 00:00
Comparte esta noticia

CUTRAL CO (ACC).- Diecisiete años se cumplen de la primera manifestación popular que comenzó un 20 de junio de 1996 y concluyó seis días después. Los vecinos de Cutral Co y Plaza Huincul se volcaron a cortar rutas en reclamo de fuentes de trabajo. Desde entonces, los “piquetes” y sus protagonistas tomaron trascendencia nacional y esta acción fue conocida como “pueblada”.

Un 20 de junio de 1996, estas dos ciudades iniciaron un proceso de protesta del que no existían antecedentes. Los dos hechos que generaron el enojo y movilización posterior fueron en principio la rebaja en 50 pesos de los subsidios al desempleo y que la provincia gobernada entonces por Felipe Sapag desestimara la continuidad de un contrato con la firma canadiense Agrium por una planta de fertilizantes. Sobre este caldo fue que el exgobernador Jorge Sobisch agitó la protesta desde las sombras.

Pasado el mediodía y alentados por una radio afín a Sobisch se gestó la movilización a la torre de ingreso a Plaza Huincul, la que marcó el ingreso a la destilería de YPF, empresa que cinco años atrás había sufrido el proceso de privatización que dejó a cientos de despedidos.

Las estadísticas de aquella época dan cuenta que los desocupados eran 5.000. De esos, al menos 4.000 eran los que habían dejado YPF y Gas del Estado. Sólo 900 vecinos recibían asistencia a través de un subsidio provincial. Y la empresa encargada de distribuir el gas realizaba un promedio de 70 cortes diarios.

En 1996, el municipio de Cutral Co era gobernado Daniel Martinasso (MPN), mientras que en Huincul, estaba Alberto “Tucho” Pérez, también del partido provincial. Fueron vanos los intentos por desactivar la protesta porque ya el malestar, la desazón y la tolerancia de la gente habían superado todos los límites.

Empezaron después del mediodía con una tibia protesta que incluyó un bloqueo a la circulación vehicular en Huincul aunque con el correr de las horas, la convocatoria se hizo masiva y el frío no fue excusa para que los vecinos decididos participaran de la protesta. Rápidamente, los piquetes se multiplicaron y había cortes en uno y otro sentido sobre la Ruta 22 (hacia Neuquén) comenzaba en “La Curva”. Y había otros el oeste a la altura del aeropuerto y en la ruta 17 hacia Añelo y al sur hacia a Picún Leufú.

Hoy, a diecisiete años de aquella movilización, las opiniones de distintos protagonistas de aquellos días coinciden con que fue un hecho histórico que permitió cambiar la situación de las dos comunidades.

“Nos sirvió de mucho porque hubo un cambio de mentalidad. Es como que después de la pueblada nació todo, antes era sólo YPF”, reflexionó el actual intendente Ramón Rioseco. En 1996, quien ahora está en la intendencia tenía 36 años y ocupaba una banca como edil del Frepaso.

“En términos políticos fue una lucha abierta y directa al neoliberalismo. Para nosotros, fue el comienzo del fin del neoliberalismo acérrimo que se vivió en el país en la década del 90 y se logró ese cambio de pensamiento de la gente”, sostuvo.

El entonces dirigente del gremio de la construcción, Ernesto Figueroa, que se mantuvo en el piquete de “La Curva”, indicó que “aprendimos que toda lucha tiene sus virtudes y sus defectos. Creo que hicimos lo que hoy medianamente está sembrado. La lucha no fue en vano”.

Una de las mujeres que estuvo desde el primer día hasta el último en “la torre” donde se concentraba la mayor cantidad de manifestantes, Verena Sandoval refirió: “me parece que sirvió para concientizar a la gente que cuando hay necesidades hay que exigir y no quedarse a mirar cómo los hijos se mueren de hambre”.

En el acuerdo firmado por Felipe Sapag y la referente de los piqueteros Laura Padilla, figuraban la construcción de un nuevo hospital, la cesión del yacimiento gasífero “El Mangrullo”, la construcción de una planta de fertilizantes; la contención social para los vecinos más necesitados, y evitar cualquier tipo de represalias contra los manifestantes. Parte de esos puntos se cumplieron con el correr de los años.