Gutiérrez se llamó a silencio en el conflicto con los maestros

Hace dos semanas evita el tema. Realiza actos sin prensa y en las redes sociales sólo hace referencia a frases publicitarias y a las iniciativas oficiales que logra. Los docentes son un tercio de los trabajadores estatales.

19 mar 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

El gobernador Omar Gutiérrez enfrentará este lunes su tercera semana de conflicto docente, equivalente al séptimo día de paro en las escuelas y a la misma cantidad de días sin realizar una sola mención sobre el tema. Desde que inició el ciclo lectivo en la Escuela Nº 8 de Ramón Castro, el 6 de marzo, el mandatario no volvió a referirse a la huelga y optó por descargar la negociación –y las malas noticias, como el descuento de días– en sus ministros.

El silencio responde a la política de no confrontación que mantiene Gutiérrez desde que asumió el Poder Ejecutivo, aunque la estrategia termina por mostrarlo ajeno a los problemas salariales de un tercio de los trabajadores estatales y que involucran a un número aún mayor de familias neuquinas indirectamente afectadas por la no resolución del conflicto. Su compañero de fórmula, Rolando Figueroa, también se mantuvo en la misma línea de discreción.

La publicaciones del gobernador en sus redes sociales desde el 6 de marzo hasta ayer lo mostraron encabezando aniversarios en el interior, resaltando la potencialidad de Vaca Muerta, firmando convenios y participando en eventos deportivos como el TC de Centenario o el Mundial de Motocross. “¿Qué significa ‘Juntos podemos más’? Hacer de cada pueblo un gran pueblo, de cada ciudad una gran ciudad. De nuestra provincia una gran provincia y de nuestra patria una gran Nación. Por eso, con el esfuerzo, el compromiso y el orgullo de todos, estoy convencido que un granito de arena es un montón. ¿Y vos?”, publicó el lunes pasado, a las 10:15, minutos antes de que el ministro Mariano Gaido iniciara la mesa de negociación con la dirigencia de ATEN.

Los resultados de ese encuentro son conocidos: la propuesta de una suba de 536 pesos y la promesa de actualizaciones trimestrales atadas a la inflación generó rechazo unánime y promovió la extensión de la huelga, que esta semana sumará cuatro días. El año pasado, el acuerdo con ATEN llegó durante la séptima jornada de paro.

Gutiérrez evitó por estos días los actos en la capital neuquina
–suele hacer un promedio de dos por semana– y el contacto con la prensa. Tampoco hizo alusión al reclamo de los docentes por la convocatoria a la paritaria nacional, ya que fue el primero en pedirle al presidente Mauricio Macri que desista de esa instancia. Su pedido fue oído por el mandatario y desencadenó un conflicto en 22 provincias del país. El secretario general de ATEN, Marcelo Guagliardo, se lo recordó en la marcha del jueves, donde lo acusó de ser “un vocero rastrero” del gobierno nacional.

Neuquén

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.