Habló el dueño del supermercado de Bariloche que cerró sopresivamente

Dijo que está en concurso preventivo y que tuvo que cerrar porque el gremio mercantil lo obligó.

07 may 2015 - 00:00
Comparte esta noticia

El propietario de un supermercado de Bariloche, que cerró de manera sorpresiva el sábado 2 de mayo, afectando a 21 trabajadores, en una carta pública dijo que el gremio mercantil que conduce Walter Cortés, el jueves anterior extrajo mercadería de manera ilegal por un valor de 100 mil pesos y le habían advertido que el sábado tomarían el comercio, por lo que cambió la cerradura. Jorge Saiz, el propietario del supermercado Uno, emitió una carta en la que contradice a la Asociación de Empleados de Comercio (AEC) que días atrás denunció el “vaciamiento” del comercio, los sueldos adeudados y la falta de indemnización de los trabajadores de la empresa. Este medio intentó en la semana comunicarse con el propietario, quien no respondió las llamadas. En la carta pública -difundida por Bariloche 2000- indicó que la empresa de su propiedad estaba en concurso preventivo y que la crisis comenzó en 2013 ante la expansión de una cadena de supermercados que motivó el cierre de primera sucursal ubicada en la zona oeste. Según Saiz “los empleados del supermercado Uno estaban en pleno conocimiento de las tratativas muy avanzadas con una cadena nacional de supermercados donde el personal pasaría íntegramente con su antigüedad, manteniendo su fuente laboral”. Agregó que el jueves 30 de abril, referentes del sindicato mercantil liderados por el secretario gremial Alberto Arabarco, se presentaron en el comercio a las 18 “hicieron cerrar la sucursal” de calle Moreno y ordenaron a los empleados “que retiraran ´toda la mercadería que pudieran´ (sic), desabasteciendo absolutamente el local”. El propietario dijo que el gremio anunció allí que el sábado 2 de mayo ocuparía el local y señaló que “no existió razón ni lógica, ni jurídica alguna, para el ilegal accionar del sindicato”. Saiz remarcó que esa misma mañana (sábado) “se había terminado de pagar los sueldos de algunos empleados, a todo el resto se le dio una suma de dinero y se les había permitido un valor para retirar mercadería con su vale correspondiente”. Denunció que “producto del saqueo extrajeron ilegítimamente un monto que no puedo precisar con exactitud, pero supera los 100.000 pesos, dejando el salón sin mercadería” por lo cual advirtió que iniciará acciones judiciales. Dijo además que “no tengo más recursos para reponer y continuar con el local abierto. Esta es la razón por la que tuve que cerrar inmediatamente el local”. rionegro.com.ar con información de DeBariloche

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.