Justicia ratifica el acceso a Lago Escondido por Tacuifi

Los amparistas rechazaron la tercera vía propuesta por la provincia y el juzgado Civil 3, de Bariloche, ratificó la obligación impuesta por el Superior Tribunal de Justicia.

15 may 2013 - 00:00
Comparte esta noticia

En una resolución difundida este miércoles, el juez Civil Marcelo Cuellar rechazó la apelación intentada por la provincia al proponer una vía alternativa, a través de El Manso, para acceder a Lago Escondido y ratificó la sentencia que ordena abrir el camino desde Tacuifi.

La tercera vía fue rechazada en primer término por la legisladora Magdalena Odarda, impulsora de la acción de amparo que, tras ocho años, obtuvo una sentencia judicial inapelable que obliga a la provincia a abrir el camino desde ese paraje.

Odarda se notificó de la resolución el lunes pasado, horas antes de sufrir el llamativo accidente que denunció como un atentado contra la camioneta de la Legislatura en la que retornaba a Viedma.

Cuellar consideró válido el rechazo de la amparista, al tiempo que advirtió que el fallo de Superior Tribunal de Justicia y todas las actuaciones posteriores resultan “por vía principista inapelable”.

En abril el gobierno provincial propuso al Juzgado Civil 3 “solución intermedia” que, a su entender, resolvía el “ingreso directo al espejo” de agua ante los problemas legales y presupuestario que le impedían cumplir con la orden judicial de abrir el acceso desde Tacuifi, en los tiempos establecidos por Cuellar.

El Ejecutivo sostuvo que la alternativa resolvía un problema “histórico” en términos de “protección del medio ambiente, cuidado de los recursos fiscales, reducción de conflicto con los pobladores y cumplimiento razonable de la manda del Art. 73 de la Constitución Provincial”. En la presentación pública de la propuesta se aseguró que “de ninguna manera anula o deja sin efecto la propuesta de acceder al Lago Escondido por el denominado Camino Tacuifí”.

La tercera vía fue criticada en duros términos por ambientalistas y por la legisladora. La Asamblea en defensa del Agua y la Tierra advirtió que el acuerdo firmado por Weretilneck y Hidden Lake, la empresa del magnate Joe Lewis, incumplía la orden judicial de garantizar el acceso a través del camino Tacuifí, mientras que Odarda habló de “complicidad” entre las partes.

En febrero, Cuellar fijó un plazo perentorio de 90 días al Estado provincial para que realice los trabajos necesarios para garantizar el tránsito hasta el lago a través del camino conocido como Tacuifí, que nace en el paraje El Foyel, y la apertura del sendero de montaña. En la nueva resolución ratificó los términos del decisorio anterior y delegó a los amparistas la notificación.