La Justicia investiga el negocio de las mantas petroleras

La instancia llega tras la publicación que realizó “Río Negro” en la que se detallan los millones pagados a una empresa apadrinada por el senador Pereyra.

20 jun 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

El fiscal Marcelo Silva inició de oficio ayer una investigación sobre presuntos ilícitos económicos cometidos con las mantas oleofílicas (absorbentes de derrames de crudo) utilizadas en la actividad hidrocarburífera.

La instancia judicial llega tras la publicación que realizó “Río Negro” en la que se detalla los millones de dólares que las industrias petroleras pagaron por las mantas que, según ellas mismas señalan en sendos informes, no servían para su propósito pero que fueron obligadas a usar sólo en los campos de Neuquén por la sanción de una Ley provincial. Por otra parte, la empresa que proveía el servicio de este tipo de mantas estaba apadrinada por Guillermo Pereyra, actual senador nacional por el MPN y titular del gremio de los petroleros privados de Neuquén, Río Negro y La Pampa.

Te puede interesar: ESPECIAL “El jeque petrolero, Guillermo Pereyra” | Parte 1: Pereyra SRL: los múltiples negocios familiares del senador | Parte 2: Pereyra, poder y fortuna

Silva pertenece a la Fiscalía de Delitos Económicos del Ministerio Público de Neuquén y de oficio abrió ayer el caso 91052/2017 “Pereyra Guillermo s/investigación preliminar mantas empetroladas” para lo cual comenzará en los próximos días con citaciones y entrevistas para dar continuidad a su investigación.

En su actividad habitual, la Unidad Fiscal de Delitos Económicos investiga, entre otros, los siguientes delitos del Código Penal: extorsión, chantaje, estafas, defraudaciones agravadas, asociación ilícita, abuso de autoridad, incumplimiento de los deberes de funcionarios públicos, cohechos y tráfico de influencias, presentación u ofrecimiento de dádivas, malversación culposa y fraudes al comercio y a la industria.

La fiscalía avanzará con cada uno de los actores mencionados en el informe y la relación que ellos mantenían con Real Work SRL, la empresa beneficiada para controlar un negocio millonario. Según publicó “Río Negro” la firma tuvo el privilegio de contar con disposiciones del gobierno neuquino hechas a medida y que la convirtieron en un cuasi-monopolio de ese (paradojalmente) servicio ambiental.

Dos exfuncionarios recordaron ante este medio que, en coincidencia con la inauguración de la planta Real Work SRL, el gremio de Pereyra consiguió presionar con éxito a la Subsecretaría de Ambiente que dirigía un pariente de Guillermo Coco, Ricardo Esquivel, para que dejara en claro en una resolución que las mantas las tenían que usar todas las empresas, tal como decía la directiva hecha en 2006, empujada por el mismo sindicato.

El negocio no era menor: alrededor de 50 millones de dólares por año que sólo se facturaba a la empresa YPF y sin competencia alguna bajo la tutela sindical.

Otro de los puntos clave es la contaminación que vienen denunciando la población en Huincul y Cutral Co con las mantas de Real Work impregnadas de petróleo. Los reclamos pusieron al desnudo que buena parte de las mantas no iban a una disposición final de tratadoras con hornos especiales, como era una exigencia legal, sino a un predio que tenía la empresa, cerca de la Ruta 17.

Dato
u$s 55
Son los millones que facturó la empresa Real Work SRL sólo a YPF por el servicio de las mantas en 2015.
La fiscalía avanzará con cada uno de los actores mencionados en el informe y la relación que ellos mantenían con la firma Real Work SRL.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.