La trastienda de la compra de Apache

La movida podría ser señal de algo preocupante: otra compañía extranjera abandona el país

16 feb 2014 - 00:00
Comparte esta noticia

YPF mostró la operación como un fortalecimiento de la empresa petrolera, y lo es en lo inmediato.

No obstante la movida muestra una señal preocupante: Apache se convierte en otra compañía extranjera que abandona la Argentina, desestimulada por las condiciones económicas del país y el intervencionismo en la política energética.

Se abren incógnitas sobre si YPF conseguirá las costosas inversiones necesarias para desarrollar Vaca Muerta.

En la página 4 de la edición impresa de este lunes, el análisis y detalles no conocidos de la compra.