Molestos con las promesas incumplidas

22 sep 2011 - 00:00
Comparte esta noticia

EL BOLSÓN (AEB).- Unos 300 estudiantes, acompañados por profesores y padres, marcharon otra vez por las calles céntricas en reclamo por la puesta en condiciones de los edificios escolares y en repudio a “las intimidaciones y amenazas que vienen sufriendo quienes se están plegando al justo reclamo”, explicaron. Los voceros de la comunidad educativa de los tres secundarios que funcionan en las instalaciones del CEM 30 mostraron su enojo “al comprobar una vez más las mentiras de los funcionarios del Ministerio de Educación de Río Negro, quienes prometieron días atrás que se iniciarían algunos de los arreglos pedidos por los estudiantes”. Según su versión, “la estrategia gubernamental parece ser dilatar el conflicto y para ello la directora de Nivel Medio, Graciela Calabrese, decidió suspender las clases sin que ello redunde necesariamente en el inicio de las obras, pues no se ha visto, salvo al arquitecto del Ministerio, mayor movimiento”. “Pero lo más grave -denunciaron-, pasó a ser el clima de terror que desde el poder gubernamental se está intentando instalar en El Bolsón, con graves intimidaciones a los estudiantes por parte de policías y punteros del Ministerio que les han sacado fotos”. Tras la marcha, referentes de los alumnos nucleados en la Federación Comarcal de Estudiantes Secundarios, se reunieron con Graciela Calabrese, a quien pidieron “tomar postura frente a los graves hechos intimidatorios ocurridos en los últimos días”. Al parecer, la funcionaria de la cartera educativa “eludió hasta lo imposible la posibilidad de expresarse públicamente”.