Neuquén perderá $ 256 millones con la eliminación del barril criollo

El gobierno espera recuperar esos ingresos con un aumento de la producción y la creciente participación del gas en las cuentas de la administración.

14 ene 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

El gobierno neuquino espera pérdidas por 256 millones de pesos con la eliminación del barril criollo. Sin embargo el ministro de Energía, Alejandro Nicola, mantiene una mirada optimista del sector ya que considera que la suma de acuerdos –adenda laboral, piso para el crudo y extensión del plan gas– traccionarán mayores niveles de producción tanto en petróleo como en gas. Con esta perspectivas apuntan a cumplir con las metas proyectadas en regalías: por encima de los 12.400 millones de pesos.

La extinción del barril criollo aprobada por Nación llegó con un guiño a las provincias productoras. Se estableció una camino gradual para empalmar con los precios internacionales y hasta tanto eso ocurra se fijo un piso (55 dólares para el Medanito de la Cuenca Neuquina). Esta medida amortiguará el desplome de los valores en el cálculo de regalías.

“Nosotros creemos que los anuncios que viene realizando el gobierno nacional tendrán un impacto positivo en toda la industria. Dan previsibilidad para que las inversiones lleguen y se mejoren los niveles de producción”, indicó Nicola.

En el presupuesto 2017 el Ejecutivo estimó una declinación del 2% en la extracción de crudo, sin embargo creen que los cambios de condiciones podrían revertir esa proyección. Los técnicos neuquinos despejan dos variables con las que consideran podría darse vuelta la ecuación negativa de la baja del precio interno: aumento de la producción y valores internacionales.

Para el ministro Nicola “habrá que estar atento a la producción no convencional” que cada vez tiene más participación en la canasta neuquina. Apuntó por ejemplo que Shell está próxima a conectar nueve pozos con la nueva planta de tratamiento de crudo que inauguró en el área Sierras Blancas. Sobre el precio internacional advirtió que varias consultoras pronostican un barril más cerca de los 60 dólares, cinco dólares por encima de la referencia del acuerdo.

Sin embargo el salvavidas de los ingresos por regalías para la provincia está puesto en otro hidrocarburo: el gas. Según el presupuesto elaborado por el gabinete de Omar Gutiérrez, al igual que en 2016, los dividendos pagados por el gas superarán a los del petróleo: 7.123 millones de pesos vs. 5.217 millones de pesos.

Pero la brecha podría ampliarse ya que la intención del ministerio de Energía de Nación es que los proyectos pilotos no convencionales anticipen sus etapas de desarrollo para poder ingresar a la extensión del Plan Gas, que correrá hasta 2020. Si esto ocurre los ingresos por el aumento de la producción de gas podría modificarse, siempre y cuando el subsidio al gas nuevo sea considerado precio (para computar regalías), algo que hasta ahora no ocurrió.

Pese al optimismo del gobierno, la sangría por la eliminación del barril criollo podría aumentar con una variación en el tipo de cambio. Esto sin contar que desde el año pasado perdió los puntos del canon extraordinario.

El Ministerio de Energía de Nación estableció un sendero de precios decreciente para empalmar los valores locales con los internacionales.
En números
$ 12.400
millones son las regalías que
el gobierno provincial proyecta que ingresen durante todo
el 2017 al Tesoro.
$ 5.217
millones es el cálculo del Ejecutivo neuquino para los ingresos por la producción de petróleo para todo el año.
Neuquén