“No las conozco, son testaferros”

10 may 2012 - 00:00
Comparte esta noticia

La actividad principal de Transvayci es la explotación turística “mediante la prestación de servicios turísticos de excursiones, viajes y venta de pasajes (…) transporte terrestre, aéreo, lacustre, fluvial o marítimo, de personas o cargas”. Figuran como socios principales en la publicación del Boletín Oficial (2007): Francisco Alejandro Callegari, analista en sistemas jubilado con dirección en Capital Federal; Clara Simona Gariello, que en ese momento tenía 65 años; y Adriana Lucía Pizarro, comerciante, entonces de 45 años. El directorio es presidido por Callegari. Como presidente suplente, Julio Alberto Ciurca. La empresa inició con “$ 100.000 en acciones ordinarias nominativas no endosables” y un año después, en el 2008, la Dirección Nacional de Transporte Fluvial le otorgaba la matrícula nacional al buque transbordador “Patagon”, cuyo valor, según los mismos socios, ascendería a u$s 700.000. Callegari vive en F. García Lorca 35, en un departamento del barrio porteño de Caballito, cerca de Primera Junta, en Capital Federal. Su domicilio es el mismo que Ciurca fijó como domicilio legal. Callegari, que 9 años antes de conformar la sociedad fue declarado en quiebra en Rafaela (Santa Fe), conoce al detalle el nuevo proyecto turístico que encaró la empresa y asegura que él, Ciurca y Suárez integran la sociedad. Consultado sobre las socias Clara Simona Gariello y Adriana Lucía Pizarro, aseguró que “no las conozco, es una cuestión de cuando se armó la sociedad, como le puedo explicar… usted puede armar la sociedad y pone dos testaferros para que le firmen y después uno viene, y se hace el pase accionario a los verdaderos dueños. No estaba la persona presente para hacer la firma en ese momento y se hizo así”. Pero los nombres de Gariello y Pizarro son conocidos. Al menos en cuestiones societarias. Según una investigación del diario Perfil de 2010, Adriana Lucía Pizarro “es profesora de gimnasia, aunque declara ser comerciante. Constituyó más de 200 sociedades anónimas en los últimos diez años”. Efectivamente, Pizarro aparece integrando distintas sociedades anónimas, desde constructoras hasta financieras. En la AFIP, no hay registros. La mujer habría sido beneficiaria desde el 2002 al 2007 de un plan social Jefas de Hogar. Una de las tantas sociedades creadas por Pizarro fue Villemont SA. A menos de dos meses de constituida, la mujer renunció a la presidencia y, pase de manos mediante, en julio de 2007 fue a parar a nombre de Pablo Copetti y Raúl Copetti, éste último, quien fuera el histórico tesorero del Frente para la Victoria, dueño del hotel cuatro estrellas Imago, ubicado en El Calafate. En tanto Clara Simona Gariello junto a Lucio Vicente Pizarro (80 años, pariente de Adriana Pizarro) creó en enero de 2003 la empresa Dixey (proveedora de ropa y estructuras metálicas al gremio del camionero Hugo Moyano), que al tiempo fue transferida a la hijastra de Moyano, Valeria Salerno.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.