caminos

Otra promesa de asfalto de la Ruta 40 para unir Mendoza con Neuquén

Comenzaron los primeros trabajos en un sector del sur mendocino. Pero hay cautela tras 20 años de anuncios frustrados.

15 sep 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

El norte neuquino espera desde hace más de 20 años poder ver hecho realidad el sueño de contar con la Ruta Nacional 40 pavimentada en el sur de Mendoza. Ahora todas las expectativas están puestas en el inicio del asfaltado de 111 kilómetros entre Laguna Coipo Lauquen y Bardas Blancas.

La obra alienta esperanzas por lo que implicaría para el corredor turístico hacia Bariloche y el extremo sur del país, el transporte público de pasajeros y el desarrollo tanto del norte neuquina como el sur mendocino.

Neuquén cumplió los compromisos con la vecina provincia. En 1996 quedó habilitado el asfalto en el tramo comprendido entre Chos Malal y Barrancas.

Posteriormente, en 2006, se inauguró el puente sobre el río Barrancas, obra que se demoró casi tres décadas y vino a reemplazar la antigua infraestructura que limitaba el paso de tránsito pesado y era de una sola mano.

El nuevo puente, además de sortear el peligro que representaba la otra estructura que databa de los años 40, tuvo que ser reforzada en varias oportunidades a raíz de que no estaba preparado para resistir el peso de modernos equipos de transporte, que no sólo se movían dentro de las fronteras del país sino que también cruzaban a Chile.

Para los neuquinos es fundamental la pavimentación de la ruta en el sur de Mendoza y ha sido planteado a lo largo de los años, con propuestas conjuntas con autoridades de las localidades de Mendoza, al gobierno nacional.

La Ruta Nacional 40 entre Barrancas y Malargüe tiene un recorrido de 351 kilómetros, pero hay 111 en territorio mendocino que están en malas condiciones.

Se trata del tramo que va del kilómetro 2777, en Laguna Coipo Lauquen, al 2888, en el paraje de Bardas Blancas.

Existe un tramo asfaltado, pero está en pésimo estado por falta de mantenimiento.

Gilberto Landete, empresario y comerciante local, circula por esta ruta desde los año 60 cuando “simplemente era una huella, pero con la firme convicción de ponerle el hombro al país”, relató.

Ha sufrido todo tipo de inconvenientes para desarrollar su actividad a lo largo de los años. Es uno de los vecinos que más ha reclamado las obras. “Sólo logré promesas incumplidas”, sostuvo.

Dijo que, no obstante, seguirá luchando por las obras en función de los beneficios que traerá para el norte neuquino y el sur de Mendoza.

Hizo notas a la expresidenta Cristina Fernández y al presidente Mauricio Macri, al encargado de Vialidad Nacional en Malargüe, entre otras gestiones.

“Seguiré bregando porque mi sueño también es de todo el norte neuquino”, señaló.

El tramo en cuestión había sido adjudicado en el 2009 a la empresa OPS para ejecutar trabajos de obra básica, pavimento y puentes de ingreso a Palauco, en proximidades de Bardas Blancas hasta laguna de Coipo Lauquen, pero la firma se presentó en convocatoria de acreedores y el cumplimiento del contrato terminó en manos de la Justicia.

Había dos soluciones posibles, una era darle de baja al contrato y llamar nuevamente a licitación, un trámite que demandaría alrededor de un año, y la otra era que OPS encontrara alguna empresa que quisiera hacerse cargo del contrato, que fue Chediak.

La Justicia contó con la opinión favorable de Vialidad Nacional al traspaso y la pavimentación forma parte del presupuesto para este año. Con el inicio de los trabajos se renueva la esperanza de que finalmente se concrete y deje de ser un sueño.

Contar con la Ruta Nacional 40 totalmente pavimentada entre Chos Malal y Malargüe es vital, no sólo desde el punto de vista de la economía sino que se convertiría en un aporte a la integración turística de la zona de los lagos neuquinos, pasando por el norte neuquino, el sur y el norte de Mendoza.

También para conectar el corredor Mendoza-Bariloche.

Además agilizará el recorrido de los transporte de carga y permitiría interesar empresas de transporte de colectivos para que hagan el circuito norte neuquino-sur de Mendoza.

La más larga del país
5.300 km.
tiene la ruta, desde Jujuy a Santa Cruz, ahora nombrada General José de San Martín.
Un reclamo
histórico
Noviembre ‘96: se inaugura el asfalto entre Chos Malal y Barrancas.
Julio ‘02: los gobernadores Sobisch (Nqn) e Iglesias (Mza) acuerdan búsqueda de fondos para la ruta.
Mayo ‘06: Neuquén habilita el puente en el río Barrancas.
Diciembre ‘06: Mendoza inaugura 36 km de asfalto.
“Recuperar el transporte de colectivos es estratégico”

“No sólo para Chos Malal sino para todas las localidades del norte neuquino recuperar el transporte público de colectivos es estratégico”, dijo el intendente de Chos Malal, Hugo Gutiérrez.

Destacó que, precisamente, en estos días se encuentra realizando gestiones para recuperar el servicio de transporte terrestre entre la zona y el sur de Mendoza, que dejó de prestarse debido al mal estado de la Ruta Nacional 40 en la vecina provincia.

En la actualidad sólo se presta servicio de trafic desde Mendoza hasta Barrancas, pero quienes tienen que viajar –especialmente estudiantes– deben trasladarse por sus propios medios hasta esa localidad y los horarios no responden a sus necesidades.

Además esa alternativa tiene entre otros numerosos inconvenientes una frecuencia de sólo dos veces por semana, por lo que está lejos de resolver la demanda de los usuarios.

“El servicio de colectivos es clave para respaldar las actividades entre Malargüe, San Rafael y Mendoza capital y nuestras localidades del norte provincial”, remarcó.

Comentó que tiene adelantadas con las empresas Rincón y Vía Bariloche para poder contar con el servicio.

Mencionó que mientras avanzan las tratativas con ambas empresas tiene previsto recurrir al gobernador de la provincia, Omar Gutiérrez, y al vicegobernador Rolando Figueroa –quien tiene un profundo conocimiento del tema–, para que intercedan ante las autoridades de la provincia vecina y el gobierno nacional, para que se garantice la realización de los 110 kilómetros de asfalto pendiente.

“Si hablamos de integración con Mendoza optimizar el enlace terrestres es clave”, indicó.

“Mendoza tiene una vieja deuda, pero ha comenzado a pagarla”

“Somos optimistas que esta vez los trabajos se terminarán y pagaremos la deuda que desde hace muchos años tenemos con Neuquén”, dijo Gladys Ruiz, presidenta del Concejo Deliberante de Malargüe, sobre el asfaltado de los tramos de la ruta 40 que unen Mendoza con Neuquén.

Fundamentó sus expectativas en que “la empresa Chediack que hace las obras demostró un alto grado de cumplimiento en el asfalto que hizo en el paso El Pehuenche y al asumir este trabajo directamente trasladó el obrador que tenía en Las Loicas –paraje cercano a límite con Chile–, en un gesto demostrativo de responsabilidad y compromiso”.

Admitió que Neuquén cumplió el los acuerdos del asfaltado hasta el límite del río Barrancas que oportunamente firmó.

“Incluso construyendo el nuevo puente sobre el río Barrancas, de manera que hacer este camino era un compromiso a cumplir de nuestra parte. Su importancia es vital tanto para la integración de las provincias, tanto para afianzar el intercambio comercial como el social, cultural y turístico”.

Añadió: “Hemos trabajado mucho en el tema de las rutas porque estamos en un punto estratégico. Terminamos el paso El Pehuenche a Chile y bregamos por la ruta 188 a General Alvear, que comunica directo a Buenos Aires y el centro del país”, dijo.

“Visité las obras días atrás y si se mantiene el ritmo las terminarán antes de los plazos de contrato”, enfatizó.

Marcelo Schajnovejtz, presidente de la Cámara de Comercio, Industria, Minería y Turismo de Malargüe, dijo que “desde la entidad siempre se alentó esta ruta por la enorme trascendencia que tiene para las actividades, desde las comerciales y turísticas a las sociales teniendo en cuenta la vinculación con ciudades del norte neuquino”.

“Es columna vertebral para el progreso de la región”, remarcó.

Chos Malal

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.