Piden regulación regional para el camino de sirga

La AIC propone

la sanción de leyes “espejo”.

La distancia se redujo con el nuevo Código.

06 ago 2015 - 00:00
Comparte esta noticia

NEUQUÉN (AN).- Entre los cambios que incorporó el nuevo Código Civil se encuentra la reducción de 35 a 15 metros del camino de sirga, espacio que se debe dejar entre el río y la propiedad privada. Desde la AIC alertaron sobre la afectación de la línea de ribera, la zona de evacuación y de inundación, por lo que solicitaron que se comience a debatir una reglamentación que resguarde la seguridad de la vida y los bienes.

El representante neuquino en la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC), Elías Sapag, anticipó que el nuevo articulado del Código Civil sobre la distancia que debe haber entre un cauce de agua y cualquier tipo de emprendimiento o edificación, implica un nuevo desafío para las provincias de Neuquén y Río Negro.

En el anterior Código Civil el artículo 2639 establecía que “los propietarios limítrofes con los ríos o con canales que sirven a la comunicación por agua, están obligados a dejar una calle o camino público de treinta y cinco metros hasta la orilla del río, o del canal, sin ninguna indemnización”.

Con la nueva normativa que entró en vigencia el sábado pasado, se cambió la distancia a través del artículo 1974: “El dueño de un inmueble colindante con cualquiera de las orillas de los cauces o sus riberas, aptos para el transporte por agua, debe dejar libre una franja de terreno de quince metros de ancho en toda la extensión del curso, en la que no puede hacer ningún acto que menoscabe aquella actividad”.

Sapag sostuvo que el artículo es general y entre otras cosas no establece desde dónde deben contarse los quince metros. En este sentido, aseguró que se deben mantener y respetar las líneas de ribera, las zonas de evacuación y crecidas y las de inundación.

“Tenemos que hablar de zonas no de metros”, anticipó.

“Una cosa es río no regulado, que funciona de una manera aguas arriba y otra muy distinta el río regulado. Pero esto va más allá de la propiedad pública o privada. Esto tiene que ver con la seguridad de la vida y de los bienes”, indicó Sapag.

Ante esta situación adelantó que esperan poder iniciar un debate con autoridades de la AIC de las dos provincias, con Recursos Hídricos, DPA, y todo organismo afín, con el objetivo de reglamentar la distancia. “Río Negro y Neuquén tienen que tener una reglamentación espejo, las dos tienen que tener la misma legislación con respecto a los temas hídricos y ambientales”, sostuvo.

Además, Sapag aclaró que aunque ninguna reducción es buena, esta nueva normativa no impedirá el acceso público a las costas de los ríos.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.