Plottier: resisten el cierre de la terminal

Unas 25 familias dependen del funcionamiento de la estación de colectivos en Plottier. Desde que el Municipio dispuso el cierre del lugar por mantenimiento, aseguran que sus fuentes laborales están en riesgo. Los pasajeros tampoco tienen certezas.

14 ene 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

Alquileres, cuotas de tarjetas, servicios y comida son las principales preocupaciones que hoy invaden a las 25 familias cuyos ingresos dependen del funcionamiento de los locales comerciales ubicados en la terminal de ómnibus de Plottier y que están pendiendo de un hilo ya que por decreto, el municipio dispuso que el próximo viernes cerrará por dos meses la estación para su mantenimiento.

“Yo trabajo a comisión y cobro por día, así que si la terminal cierra dos meses son dos meses que no voy a cobrar”, sostuvo Carlos Peña, uno de los empleados de las boleterías de la terminal desde donde ayer se emprendió una colecta de firmas para pedirle al intendente Andrés Peressini que no cierre la terminal.

Así como Claudia, la empleada de un kiosco, contó que no sabe cómo hará para pagar la casita en la que vive con su madre de 85 años, muchos usuarios de la estación no solo firmaron el petitorio sino que se manifestaron en contra del cierre.

“La verdad es que no entiendo porqué no pueden hacer las reparaciones sin cerrar el edificio”, contó Altidoro Gallardo, un vecino de El Bolsón que visita regularmente a su familia en Plottier.

En tanto que María Eugenia Brito, otra empleada de las boletería advirtió que “yo sola mantengo a mi hijo y con esto del cierre no se qué voy a hacer”.

Si bien el decreto indica que por 60 días se realizarán tareas de mantenimiento, los empleados de los locales temen que en realidad sea una forma de enmascarar otro intento de tercerizar la estación, ya que en la última sesión del año pasado el Concejo Deliberante de Plottier rechazó un pedido para concesionar la terminal.

“Es muy raro que nos hagan llevarnos todo, porque la notificación que nos enviaron nos da diez días para retirar hasta la mampostería de las boleterías”, sostuvo Brito.

Usuarios afectados

Pero así como las 25 familias cuyos ingresos dependen del funcionamiento de la terminal se verán afectadas los usuarios de sus servicios también padecerán trastornos. En el caso de las encomiendas no se sabe qué sucederá con las que no sean retiradas antes del cierre del complejo, mientras que las empresas están informando a sus clientes que deben controlar en dónde pueden tomar su pasaje ya que cada firma para en distintas terminales.

El secretario de Control y Gestión de la municipalidad, Claudio Silvero, explicó en declaraciones radiales que “la gente va a tener que ir a tomar el colectivo a Neuquén como se hizo siempre antes de la apertura de esta terminal” y contó que se trabaja en la apertura de una boca de carga de las tarjetas del servicio interurbano.

Plottier